Haciendo valer una vez más el mandato del comandante Daniel y de la compañera Rosario Murillo, de restituir el derecho a la salud gratuita y de calidad a todo el pueblo nicaragüense, el Hospital Manolo Morales está realizando una jornada quirúrgica de hernias y vesículas, mientras que el Hospital Bertha Calderón está realizando una jornada de ultrasonidos obstétricos, abdominales, pélvicos y de mamas.

En el Manolo Morales la jornada durará tres días, y pretende operar a 60 pacientes, 40 de ellos con problemas de vesícula y 20 con problemas de hernia.

De acuerdo la directora de este centro, doctora Kenia Grillo, todas las cirugías se realizarán vía laparoscópica, lo cual en un sistema hospitalario privado tienen un costo de entre 1 mil y 2 mil dólares, dependiendo del tipo de operación.

La doctora manifestó que esta es la sexta jornada quirúrgica del año, siendo organizada por el Movimiento de Médicos Sandinistas y Fetsalud.

Lista de espera ha sido reducida drásticamente

Es importante señalar que gracias a este tipo de jornadas y a los esfuerzos del personal médico, la lista de espera en el Manolo Morales ha venido reduciéndose drásticamente.

“Yo vine hace como unos 15 días y no sabía qué tenía. El médico el mismo día me mandó a hacer exámenes y vio que era la vesícula, así que me pasó a la lista de esta jornada. Fue bastante rápido”, expresó el paciente Edgar Martínez.

Para la población el hecho de que sus problemas de salud estén siendo atendidos con prontitud es el reflejo de un gobierno abocado a garantizar el acceso gratuito a este tipo de servicios de restitución de derechos.

“Uno como pobre a veces se muere en su casa por falta de dinero, pero con el Gobierno del comandante Daniel no, porque aquí nada es pagado y la atención es muy buena”, aseguró la joven Irene Rodríguez.

“Yo por ejemplo vine el sábado a pasar de emergencia con un dolor fuerte en el estómago, y luego de unos exámenes y un ultrasonido, ya hoy me van a operar”, subrayó agradecida.

460 ultrasonidos en el Bertha

En el Hospital Bertha Calderón, la jornada de ultrasonidos se está desarrollando por dos días, y de acuerdo a la directora, doctora Maribel Hernández, la idea es realizar unos 460 exámenes de este tipo.

La doctora explicó que las pacientes protagonistas han sido previamente evaluadas por los médicos, de allí que los ultrasonidos sean exámenes complementarios a los estudios que se les han realizado.

Manifestó que los ultrasonidos a realizarse son de mamas, abdominales, pélvicos, y obstétricos en el caso de las pacientes embarazadas.

“Creo que esta jornada es un gran apoyo a las mujeres que somos de escasos recursos. A mí por ejemplo me está cayendo como anillo al dedo porque mi marido está sin trabajo”, dijo Claudia Lisseth Pérez Mendoza, de 31 años y con 8 meses de embarazo.

Igual se expresó María Concepción Espinoza, otra de las pacientes.

“Solo con un gobierno como este es que los pobres podemos tener derecho a la salud. Antes uno se moría en los hospitales, pero hoy no, hoy los doctores te atienden como debe ser”, destacó.