Este 23 de marzo se conmemora el 143 aniversario de la defensa de Calama, sitio donde ocurrió una de las batallas principales de Bolivia por defender su territorio y su salida al mar.

El embajador de Bolivia, Palmiro León Soria, estuvo en la Revista En Vivo con Alberto Mora de Canal 4, quien relató cómo los bolivianos fueron víctimas de una invasión del ejército chileno financiado y apoyado por el imperialismo inglés: sus armas, sus buques, las municiones y el entrenamiento.

“Ellos tienen una relación de larga data porque los ingleses tenían intereses económicos sobre los recursos que habían en la región, particularmente, para ese momento era el salitre y el guano, que se utilizaban para la agricultura, pero también para producir explosivos”, comentó.

Se refirió a que en ese momento hay un episodio histórico entre muchos héroes, “porque teníamos un puesto militar muy pequeñito, ahí desembarcaron miles de hombres del ejército chileno de manera sorpresiva, entonces los civiles se organizaron y patrióticamente y defendieron el poblado de Calama, y en el puente del Topater hay un combatiente civil boliviano mal herido, con su fusil, pero seguía combatiendo y se acercan las tropas chilenas y lo instan a rendirse y le dice que se rinda su abuela”.

“Hay varios héroes, y también hay héroes mujeres como Genoveva Ríos que de manera infatigable, junto con otras mujeres estuvieron combatiendo, apoyando en la logística y atención a los enfermos. Fue un episodio constitutivo de la identidad marítima de Bolivia, que reafirma la cualidad marítima boliviana, por eso todos los años celebramos ese evento histórico”. Subrayó.

En términos económicos

“¿Pero de qué estamos hablando? En términos de pérdida territorial fueron 400 kilómetros de costa y 120 mil kilómetros cuadrados, que habían en esos 120 mil kilómetros cuadrados, a nosotros nos duele en el alma y nunca se nos va a quitar que teníamos ese acceso al mar, pero ahí además del salitre y del Guano, eso fue lo que motivó la intervención, pero luego se descubrió en caracoles, una mina de plata, tan rica como la de Potosí, pero como le parece a usted que la mina de cobre de Chuquicamata, la más grande que existe en el Chile y una de las más grandes del mundo a tajo abierto, eso estaba ahí. Es decir la invasión chilena impulsada por los intereses de las compañías británicas, el imperio británica, fueron en búsqueda de las riquezas que existían tanto en el Perú como en Bolivia”, subrayó.

“A Perú le arrebataron dos provincias y llegaron hasta la capital, hasta ocupar Lima en su momento, es otra historia. Lo que pasa, es que el Presidente Santa Cruz desarrolló una estrategia de unidad con el Perú, y fundó la confederación peruana boliviana que inmediatamente el presidente de Chile vio eso y los estrategas chilenos dieron estos nos van a tragar si no destruimos esa confederación y justamente uno de los objetivos políticos de esta guerra, entre otros, era eso”, relató.

En este sentido expresó que al final, uno de los requisitos para el proceso de paz, es que esa alianza, era la abolición de la confederación peruana boliviana, de la cual Santa Cruz era presidente.

Señaló que hace 3 o 4 años, un grupo de economistas calcularon las pérdidas que ha significado para Bolivia no tener una salida al mar, estimaron que aproximadamente era el 1.5 por ciento del PIB.

Un tema establecido en la constitución

El embajador de Bolivia, Palmiro León Soria, recalcó que para Bolivia el tema del mar es un derecho irrenunciable, inalienable, está establecido en la Constitución Política del Estado, nadie, ningún presidente, puede pasar por encima de la constitución.

Dice textualmente la constitución de Bolivia: ''El estado boliviano declara su derecho irrenunciable e imprescriptible, sobre el territorio que le de acceso al océanos Pacífico y su espacio marítimo, la solución efectiva del diferendo marítimo a través de medios pacíficos y el ejercicio para su soberanía y su derecho sobre dicho territorio, constituyen objetivos permanentes e irrenunciables al estado boliviano''.

Dijo que hay una historia larga de una relación diplomática, política, militar, conflictiva, y no siempre ha sido sincera, franca, aunque ha habido presidentes de Chile, políticos chilenos que han comprendido que Bolivia nunca iba a renunciar su salida al mar, y han tenido la disposición y han hablado con su gente para ver como se resuelve la salida al mar.

Se refirió al tratado de Paz y Amistad de 1904, “pero alguien dijo: Bolivia con una pistola en la cabeza hicieron firmar al presidente, y ahí se ofrecía, era que Chile iba a buscar una salida al mar para Bolivia, que nunca se cumplió, desapareció, se engavetó que se iban a garantizar las vías de comunicación: una carretera y un tren. En ese tiempo Bolivia era esencialmente un país minero, entonces lo minerales se sacaban por el puente de Arica, pero por muchos años la carretera era un desastre, la línea del tren estuvo abandonada, la carretera boliviana hasta la frontera es una señora carretera, entonces eso ha sido, no han cumplido, los puertos es una tragedia para los empresarios bolivianos, para los camioneros reciben maltrato, no ha habido una actitud de cumplimiento de esos acuerdos”.

“Y a lo largo de la historia Bolivia ha intentado en numerosas ocasiones sentar al chile en la mesa de discusión, dialogar para tocar el tema de la salida al mar. En su momento el Presidente Evo Morales llevó a la Corte de la Haya a Chile, ya que no se ha podido avanzar mucho dialogando y bueno, la resolución, aunque los chilenos tienen una interpretación como el caso estuviera cerrado, en realidad cuando uno lee la letra menuda de la resolución en realidad dice que el caso está abierto y que ambos países tienen que dialogar y construir una salida mutuamente ventajosa para ambos países”.

El embajador de Bolivia en Nicaragua se refirió a muchos episodios históricos importantes. Dijo que han recibido mucha solidaridad de muchos presidentes, incluso aquí en Nicaragua,a mí me impactó mucho como Nicaragua salió a defender al ExPresidente Evo. Managua fue un río de personas, con el canciller al frente, con líderes, ministros, organizaciones sociales, que decía, Bolivia no está sola, rechazando el golpe de estado, eso no lo vamos a olvidar nunca”.

“Sobre el tema del mar, Fidel Castro en su momento, en 1993, visitó Bolivia, en la transición del Gonzalo Sánchez y Jaime Paz, y desde el balcón del hotel donde estaba donde había un río de gente que quería escucharlo y él dijo, entre otras cosas maravillosas: El mundo no puede seguir permitiendo la injusticia que Bolivia no tenga la salida al mar”, rememoró.

Se refirió a un discurso del Comandante Hugo Chávez, donde dijoyo sueño con la posibilidad de bañarse algún día en un mar boliviano, esa es la calidad de la relaciones, de la solidaridad entre hermanos, entre gobierno que aspiramos, lo mismo para nuestro pueblo”.

Política de paz

Dijo que ahora hay un nuevo escenario con el triunfo de Gabriel Boric “que viene del progresismo chileno, se ha referido a Bolivia y ha expresado su interés en establecer relaciones diplomáticas a nivel de embajador, porque ahorita solo hay relaciones consulares''.

Pero las relaciones diplomáticas es otra historia que pasa por construir ''un proceso de negociación, positivo y que llegue a los acuerdos sinceros, de interés de resolver el problema”.

“Los miembros del Alba nos caracterizamos por tener una política de paz, una política de concertación, de amistad, basado en valores, en un altruismo de nuevo tipo, que beneficia a nuestros pueblos, y esa posición se reflejó en la CELAC, en la cumbre de la Habana, en 2014, donde el gran documento, fue la declaración de América Latina, zona de paz, eso es un escudo contra las tendencias, invasivas, tendencias agresivas, guerreristas que hay en el mundo contemporáneo, que quieren que las voces de soberanía, las voces patrióticas sean calladas, en ese discurso de paz,y yo me siento muy identificado con Nicaragua por muchas razones, pero el elemento de paz es vital”.

Bolivia ha interpretado las palabras del presidente Boric como un ambiente positivo, con Piñeira, representaba la fuerza más retrógrada de Chile, pero ahora creemos que hay condiciones más favorables para tratar con respeto, con consideración y más sinceridad. Nosotros vamos a promover el diálogo, el presidente lo encontró, se le entregó una ruta crítica de 9 puntos, el primer punto es la voluntad de sentarse a negociar, a construir una solución para tratar todos los problemas de manera integral, los problemas que hacen al proceso de integración, hay muchas cosas que nos unen, como la migración, pero también la salida al mar, que nunca se va a dejar de poner en agenda, a discutir, a buscar soluciones creativas”, añadió.

Finalmente dijo que en Chile y en muchos países de América Latina hay una tendencia a mandarse mensajes por la prensa, “la cancillería de Bolivia no es partidaria de resolver estos problemas a través de los medios, el diálogo lo queremos construir juntos y la diplomacia es un proceso lento, considera que las relaciones bilaterales son buscando soluciones constructivas de todos los temas sensibles, que hay varios, que debe ser de la fórmula de ganar ganar que sea mutuamente ventajoso para ambos pueblos. Pienso que tenemos una oportunidad mejor, hay que darle tiempo a ver que pasa, hay que darle un tiempito al gobierno de Boric”.