En el Hospital Materno Infantil “Fernando Vélez Paiz”, se continua garantizando la buena atención médica durante la Semana Santa, y en ese sentido se ha implementado en el mismo los denominados turnos reforzados, en los cuales el personal médico de base permanece en el centro de cara a atender a la población en cada una de las especialidades.

“Estos días de vacaciones nosotros estamos de cara pues a garantizar lo que es la atención, eso es parte de lo que el personal de salud sabe, que es un sacrificio, pero que lo hace con mucha satisfacción de poder atender a la población que viene al hospital”, manifestó el Dr. Noel Larios Delgadillo, director del Hospital.

El médico explicó que en el hospital se está y se continuará brindando durante la Semana Santa,  atención especializada y que se han redoblado esfuerzos donde el personal de plantilla que está de cara a la atención directa del paciente, dado que durante estos días se incrementa la atención o la solicitud de atención en emergencia, especialmente en lo que es pediatría en lo que respecta a infecciones respiratorias, enfermedades diarreicas, entre otras.

“De hecho la consulta de la emergencia se nos ha incrementado con algunos casos de problemas respiratorios, problemas con niños de cuadros diarreicos y entonces algunos de ellos un 10 a 15% requieren ser hospitalizados, para ello tenemos al personal que está de cara a la atención de los pacientitos hospitalizados, tenemos todas las especialidades trabajando durante toda la semana”, agregó Larios.

Según el director, en el Hospital se están atendiendo cerca de 350 niños a diario en emergencia, en los últimos dos días con casos respiratorios como proceso de neumonía, procesos de bronquiolitis y cuadros de asma, causados principalmente por los cambios de temperatura y el polvo en el ambiente.

El Dr. Larios recomendó a los padres de familia a no auto medicar a sus hijos, a llevarlos al centro de salud más cercano en caso de presentar algún síntoma o bien llevarlos al Hospital. Asimismo, orientó no dejarlos que se expongan a los rayos del sol porque ello puede ocasionar insolación y deshidratación en los menores.