Con la asistencia de Eva Longoria y Rob Schneider, la cinta con la que Eugenio Derbez debuta como director en Hollywood fue despedida con nutridos aplausos y hasta lágrimas, tras su proyección en el Teatro Chino.

“Después de esto ya me puedo morir”, declaró emocionado Derbez, quien hacía esfuerzos por contener las lágrimas luego de la respuesta que recibió el jueves pasado su película “No se aceptan devoluciones” (Instructions not included).

“Este es el día más importante de mi carrera. Es ni más ni menos la cereza del pastel que le faltaba a mi carrera. Lo que venga después de aquí, si ya no pudiera cumplir mis metas, me podría retirar y ser completamente feliz”, declaró el actor al recorrer la alfombra roja por la premier.

Sin embargo aclaró que aún no puede compararse con un director de la talla de Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón.

“Ellos son unos genios y tienen toda una vida, yo apenas empiezo, pero de que sí soñaría con llegar a una carrera como la de ellos eso sí me gustaría”, agregó el también productor, quien dijo no tener palabras para describir su emoción.

Grandes invitados

Vestido con smoking, Derbez estuvo acompañado por sus hijos Vadhir y Aislinn, y su esposa Alessandra Rosaldo. Al evento también se dieron cita Kuno Becker, Fernanda Romero, Olga Segura y Jessica Lindsey, entre otros.

“Vengo a disfrutar el trabajo del mejor actor de México”, opinó Eva Longoria, quien recorrió la alfombra roja sin dar entrevistas, y posó con Eugenio para las cámaras fotográficas.

Por su parte, Schneider le auguró un futuro promisorio en Hollywood a Derbez, al señalar que “es un excelente actor y comediante”, y con quien trabajó hace un par de años al lado de Adam Sandler, en el que fue el debut de Derbez como actor en la Meca del Cine.

Kuno Becker concordó en que el ahora director “es un talentazo, es garantía de gran calidad y hace excelente comedia y ha demostrado ser muy versátil”, expresó.

Antes del estreno Alessandra Rosaldo le escribió una tarjeta a su esposo, con la cual le hizo derramar algunas lágrimas, según compartió la actriz y cantante. “Estamos los dos muy felices sin saber a dónde nos lleva el destino, pero iremos juntos”, advirtió.

Alessandra tiene un papel polémico en la cinta, donde da vida a una abogada, una interpretación que marca su debut en el cine que: “fue un reto interpretarlo”, al cual se sumó el hecho de ser dirigida por Eugenio, quien ya antes la había dirigido en televisión y teatro.

Alfombra | En corto

La película “No se aceptan devoluciones”, llegó con éxito a la Meca del Cine.

Larga carrera

Actores mexicanos y de Hollywood esperan un gran futuro para Eugenio Derbez en tierras estadounidenses.

Roba cámaras

Quien robó cámaras fue Loreto Peralta, la pequeña rubia nacida en México, quien interpreta a una niña que es abandonada por su madre y termina al cuidado de Derbez en la cinta.

Un honor”Es la primera vez que camino por una alfombra roja en mi vida y en Hollywood… Me siento muy feliz”, comentó la pequeña actriz quien dijo haberse divertido en la filmación de la cinta y sentirse honrada de haber sido dirigida por Eugenio Derbez.