A pocas horas del sexto partido de la final del campeonato nacional de beisbol de primera división Germán Pomares Ordoñez, las condiciones están dadas en Bilwi, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, donde desde la tarde de este viernes 23 de agosto los boletos se agotaron y no hay espacio para que más fanáticos ingresen al Estadio Ernesto Hooker.

Desde horas de la mañana empezaron a llegar a Bilwi los miembros del conjunto capitalino que se enfrentará al equipo de la Costa Caribe, donde se disputaran la corona del campeonato, una serie que se perfila a favor del equipo local no solo por el hecho de que contará con el apoyo de toda su fanaticada, sino porque se ubica un juego arriba del Bóer y estando a una victoria de quedarse con el campeonato.

Las condiciones climáticas amenazan el campeonato, pero el entusiasmo no se pierde en los jugadores y mucho menos en la fanaticada, que se ha desbordado para asegurar su entrada al Estadio y disfrutar en vivo y a todo color de esta final explosiva entre los dos mejores equipos de esta temporada, que en su camino dejaron tendidos a sus adversarios.

Pero la lluvia no ha sido ningún impedimento para que los jugadores se familiaricen con el terreno y comiencen a entrenarse para el gran día que les espera este sábado, tal como lo hacían la tarde del viernes los integrantes del Bóer, que muy a pesar de haber llegados retrasados en sus vuelos y tres diferentes aviones desde Managua, no dudaron un momento en entrar al campo hacer algunos lanzamientos y bateos para confirmar sus condiciones.

Por el conjunto capitalino el lanzador destinado a abrir el encuentro del sábado a las 1:00 de la tarde es Edgard Ramírez, quien afirmó tener mucha confianza en sus lanzamientos y en su equipo para obtener la tercera victoria del Bóer y de esa forma hacerse con la corona de campeones nuevamente.

Entre bromas, Ramírez no dejó de mostrar la confianza necesaria para ese gran juego que les espera el 24 de agosto y tener definida una estrategia para no permitir que la Costa Caribe les arrebate el campeonato.

“Estamos bien, estamos preparados mentalmente, ya después de los dos primeros partidos que jugamos contra ellos, si perdimos primero, pero ya tenemos más planificado el juego de los muchachos de la Costa desde el primero hasta el noveno bate, así que ya tenemos un plan”, dijo Ramírez.

“Seguimos con la misma cosa, la misma intensidad, el mismo plan de los primeros juegos. Hicimos la misma cosa que vamos a atacar y cosas así, no vamos a cambiar nada (de nuestro juego)”, agregó el lanzador del Bóer.

Por la Costa Caribe Gilbert Smith ha designado como lanzador a Oscar Chow, quien representa una amenaza y un gran desafío para el Bóer, dado que en el primer juego de la final permitió un hit y derrotó a los indios 2-1, en tanto en el cuarto juego se alzó con la victoria 3-1, permitiendo solamente una carrera en 9 entradas.

Por su parte, Edgard Ramírez logró darle la primera victoria de la final del campeonato al Bóer al derrotar 10-3 a la Costa Caribe y de esa forma garantizar el surgimiento de los indios.