Los trabajadores municipales y de las distintas instituciones del estado del departamento de Masaya conformaron el comité de solidaridad con el pueblo y gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

El nuevo comité fue electo en un acto político cultural en el municipio de Catarina, y contó con la participación del embajador de Venezuela, compañero Javier Arrúe.

El embajador venezolano se mostró complacido con este gesto de hermandad, amor y unidad entre la revolución y pueblo bolivariano y la revolución y pueblo nicaragüense.

“La importancia que tiene es que es una manifestación más de que la unión de los pueblos de América Latina y el Caribe en esa lucha por construir la Patria Grande, libre, soberana y de justicia, no tiene marcha atrás”, expresó.

“Cuando uno ve y siente a este pueblo noble de Nicaragua, que entregó generaciones enteras para liberarse de cualquier tipo de imperialismo, cuando vemos a ese pueblo que siente y palpita con el corazón venezolano, que llora con nuestros dolores, como la ausencia de nuestro comandante Hugo Chávez, pero que también se alegra de nuestros triunfos, nos damos cuenta de que la revolución sandinista y la revolución bolivariana es la misma revolución de los pueblos de América Latina y el Caribe”, sostuvo.

Jacaranda Fernández, coordinadora departamental del Frente Nacional de los Trabajadores,afirmó que este comité es una representación del espíritu revolucionario, cristiano y socialista del pueblo nicaragüense.

“Estas son dos revoluciones que lo que buscamos es seguir construyendo a diario una sociedad justa, una sociedad que realmente haga justicia social para estos pueblos hermanos y construir una América latina con cambios profundos”, señaló.

De acuerdo a Domingo Pérez, secretario de la Unión Nacional de Empleados, el pueblo de Nicaragua lo que hace es patentizar ese amor y respaldo al pueblo de Chávez y al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Pérez aseguró que en Nicaragua hay una unidad del pueblo no solo con Venezuela, sino también con Cuba, Ecuador y con los demás países que luchan por un modelo diferente.