Compañeros y compañeras representantes de las organizaciones de Grupos de Estados Unidos y Canadá solidarios con Nicaragua reconocen que en Nicaragua hay democracia y el Gobierno del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo han logrado mejorar el bienestar de los nicaragüenses.

Aminta Zea, del Grupo de amigos de la Asociación de Trabajadores Campesinos (ATC) y Colectiva Troika, indicó que están unidos reconociendo que en Nicaragua continúa la democracia y al pueblo nicaragüense en su lucha encarnada de generación en generación desde que han derrotado la dictadura somocista y el periodo neoliberal.

“Acá hemos encontrado y podemos celebrar los éxitos de esa lucha social, de esa lucha sandinista”, afirmó.

Zea también es miembro de la diáspora nicaragüense y manifestó que desde que ha regresado compara a Nicaragua con Estados Unidos y “yo veo a Nicaragua como un país que en verdad está luchando por la humanidad, un país que está luchando para asegurar que su pueblo tenga lo que necesita, sus derechos humanos”.

Destacó como la infraestructura se mejora, se construyen hospitales, la accesibilidad a la educación, los jóvenes pueden acceder a la universidad y tener su carrera, mientras que en los Estados Unidos los jóvenes se tienen que endeudar con más de 100 mil dólares para estudiar, algo que ella vivió en ese país.

Lucha por la paz

“Vemos como Nicaragua continúa en mantener la paz, más que todo. Y Nicaragua con su Gobierno, con el liderazgo de nuestro Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, vemos con sus relaciones exteriores, sus relaciones con China, con Venezuela, con Cuba, que están dedicados a mantener esa paz y construir un mundo multipolar, eso es algo que yo les indujo a nuestros compañeros en los Estados Unidos, que desgraciadamente ellos están debajo de un Gobierno que no le importa el bienestar de su pueblo”, aseveró Zea.

“Acá vemos una lucha constante para la humanidad, para los derechos humanos, por la democracia, por la soberanía y espero que nuestros compañeros internacionalistas de toda la clase obrera mundial reconozca eso y así vamos a continuar luchando”, agregó.

De igual manera, Fiorella Isabel Mayorca, periodista independiente de Estados Unidos, expresó que ella estuvo presente en Nicaragua para observar las elecciones de noviembre y contrario con lo que dicen los medios de legaCIA, que le llaman, como los CNN, los New York Times, los Reuters, los AP, que no vinieron a cubrir las elecciones con los millones de dólares que tienen, porque no les interesó.

“Pero de sus oficinas empezaron a promover propaganda para tener un narrativo que destruye la verdad de Nicaragua”, indicó.

“Y lo que yo vi este lunes, fue una inauguración de un Presidente muy querido por su gente. Cada vez que yo hablo con los taxistas, con la gente que vive acá en este país, me dicen cómo el Gobierno les ha ayudado y cómo están mejor que antes y eso es algo que esa gente no viene hacer ese reportaje, por eso Estados Unidos persigue a los periodistas independientes que exponen los crímenes de guerra que han hecho como Julian Assange, que sigue en la prisión por exponer a los crímenes de guerra que Estados Unidos, la Unión Europea y sus aliados han hecho en el nombre de la democracia como ellos llaman”, puntualizó.

No obstante, remarcó que “la verdad es que en nuestro país, en los Estados Unidos no tenemos democracia, nuestras elecciones son una de las peores que existen en el mundo, la gente no cree en su gobierno por eso no salen a votar y hay mucho odio por el Gobierno, así que la gente está sufriendo económicamente, especialmente después de la pandemia”.

“Entonces cuando yo vengo a Nicaragua y veo ese amor que tiene la gente por su país, es algo extraño para nosotros, realmente es algo que yo envidio de los nicaragüenses, porque cómo puedes tener un año por un país que dice que imponen democracia en todo el mundo, pero realmente van y tiran gobiernos y hacen jus y de ahí vienen a decir cómo uno debe correr su país. Y eso está mal, eso está mal, no importa sea yo estadounidense, sea yo de cualquier país, no importa, porque eso es algo que se debe respetar, la soberanía de cada país, especialmente cuando vemos que los países como Nicaragua han sacado a la gente de la pobreza”, subrayó.

El pueblo respalda al Gobierno

Mayorca resaltó lo bueno que están las carreteras, siendo aun mejor que muchas de su país en Los Ángeles donde ella vive, al igual que tuvo la oportunidad de visitar las viviendas del Proyecto Bismarck Martínez, señalando que es algo muy necesario en los Estados Unidos para la gente que tiene poco ingreso y no lo hay allá, mientras lo que se tiene es gente viviendo en las calles, en las veredas, veteranos sin tener nada y así es como les paga su país después de ir a pelear tierras para hacer a hombres ricos y matar a gente inocente.

“Nosotros como estadounidenses tenemos más en común con la gente de Nicaragua, con la gente de Siria, con la gente de Cuba, con la gente de Cuba. Nosotros somos todo un pueblo unido y eso es verdad y por eso nos callan a todos nosotros que estamos sentados aquí, porque tienen miedo a que se exponga la verdad. Y las sanciones que impusieron este lunes, no fue coincidencia, ellos iban a hacer eso porque quieren ser como unos tiranos, quieren que tenga miedo Nicaragua”, agregó.

“Yo le doy mi respeto a la gente de Nicaragua y a la Presidencia del señor Comandante Daniel Ortega por haber construido algo muy, muy, una gente que respalda su Gobierno y que realmente están creciendo y creando, que lamentablemente Estados Unidos está destruyendo… Y la economía de Nicaragua va para arriba por lo que está pasando con China, esas alianzas económicas son sumamente importante para este país y yo pienso que más por eso la gente se tiene que unir a respaldar al gobierno y ponerse fuertes, porque ellos van a seguir tratando de imponer la ley internacional y hay que seguir respaldando y teniendo coraje para pelear”, finalizó.

Exigen que Estados Unidos pague deuda por crímenes contra Nicaragua

Otra de las integrantes solidarias fue Claudia Lucy Murphy de la Escuela de Educación Política Claudia Jones de Washington, quien señaló que el trabajo es educar a la gente por la paz y la justicia.

“Queremos exigir que el Gobierno de los Estados Unidos pague su deuda a Nicaragua, por los crímenes contra Nicaragua. Y con esto también queremos agradecer al pueblo de Nicaragua por todos los esfuerzos que han hecho por la paz y la justicia, la educación, la salud y el bienestar de su pueblo”, afirmó Murphy.

Igualmente, el señor Fred Morris refirió que el pueblo está feliz con este Gobierno, con educación y salud gratis, siendo un país pobre pero está progresando y a diario está mejorando, algo que la gente lo está percibiendo.

Compartió que él vivió con su esposa durante 6 años en el sector de Tisma en una pequeña finca, recordando que cuando compraron tardaban en llegar 40 minutos en salir a la carretera de Masaya y Tipitapa, porque era tan mala y a veces ni llegaba, en épocas de lluvia no podía pasar. Ahora hay pavimento y llega en diez minutos.

“Cambió por completo la vida de la gente en esta comunidad, porque ahora puede correr un bus y pasar a Managua y trabajar, antes no podía salir porque los buses no funcionaban. Cambió por completo la vida de la gente allá”, enfatizó.

“El Gobierno Sandinista desde el 2008 ha pavimentado más de 8 mil kilómetros de carretera en Nicaragua. Como nosotros lo experimentamos en San Ramón, Tisma, la gente lo está experimentando en todo el país”, agregó.

Asimismo, manifestó que ahora el productor puede llevar sus productos al mercado y exportar algunas amenidades que nunca imaginó antes y el 99% de las casas ahora tienen electricidad.

Gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo

“¿Quiere saber por qué los sandinistas ganaron las elecciones? Tiene que hablar con la gente pobre. La gente pobre ha recibido beneficios magníficos desde los 12, 13 años de gobierno sandinista. Hay muchas cosas que hacer, pero han reducido la pobreza en Nicaragua por la mitad, 50 por ciento; la mortalidad infantil bajó en niveles menores que en el estado de Nueva York. Es un país pobre, tiene muchas cosas que necesita hacer, pero el Gobierno está haciendo y el pueblo está percibiendo que el Gobierno está haciendo para el pueblo”, resaltó Morris.

A la vez que refería que en las elecciones de noviembre el 65% del pueblo votó y en los Estados Unidos donde nació, creció, vivió y todavía ciudadano nunca han tenido un 65% de la población que llega a votar.

“Aquí en Nicaragua el 7 de noviembre 65% de los posibles votantes votaron y 65.9% de ellos votaron por el sandinismo, ¿por qué? Porque han recibido beneficios y saben que van a recibir más beneficios. Votaron por su propio interés, sabe que este Gobierno es del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, afirmó.

Recordó que Estados Unidos por más de 150 años ha querido dominar Nicaragua desde William Walker hasta cuando Sandino forzó a los marines a salir, “el pueblo de Nicaragua ha sido muy paciente, muy cariñoso. Una cosa me marcó la otra noche de inauguración de Daniel, es que la palabra amor en toda la plaza había la palabra amor, amor. Yo nunca he visto la palabra amor en los actos políticos en los Estados Unidos. Nunca. Esa palabra no se usa en la política americana, es una palabra constante en Nicaragua. Amor, solidaridad”, apuntó.

Estados Unidos es destructor de pueblos

De igual manera, el veterano de guerra estadounidense Bryan Wilson quiso compartir que Estados Unidos es destructor y obstaculizado por los resistentes nicaragüenses.

“Crecí en un pueblo del centro de Nueva York que fue completamente destruido junto con los demás pueblos iroqueses, bajo las órdenes del General George Washington. A partir de 1779 los iroqueses describieron a Washington como el destructor de pueblos”, dijo Wilson.

Recordó que en Vietnam donde estuvo presente en 1969 al final de la guerra estadounidense 6 millones de campesinos habían sido asesinados con 13 mil de 21 mil aldeas destruidas por los bombardeos y acciones terrestres, a pesar que ningún vietnamita amenazó nunca a los Estados Unidos.

“Hoy Estados Unidos continúa con su política destructiva, ya que nunca aprendió la diplomacia, solo conoce la fuerza bruta o la amenaza, o políticas como las sanciones que hacen sufrir a pueblos”, acotó.

“La resistencia de Nicaragua es un ejemplo internacional para las luchas globales contra el imperialismo estadounidense y su persistencia pone en jaque a los responsables políticos estadounidenses”, puntualizó.

Y describe características históricas de Estados Unidos como: torcido, cruel, destructor, engañador, salvaje y sádico, violento y vengativo.

“Felicidades a Nicaragua por desafiar este horrible ADN cultural de Estados Unidos y por ser un ejemplo para el mundo”, finalizó el veterano estadounidense.