Al hablar en el acto central en Ushuaia en el acto en memoria de los caídos en Malvinas, la Presidenta anunció además que elevó un reclamo al titular de la Cruz Roja Internacional para que “interceda” ante el Reino Unido y se pueda identificar a los soldados argentinos y británicos caídos durante la guerra de la que este año se cumplen 30 años.

Fernández de Kirchner lamentó que la mayoría de los caídos hayan sido jóvenes y remarcó que “no fue decisión del pueblo argentino” declarar la guerra el 2 de abril de 1982, sino “un intento de perpetuarse en el poder” por parte de la dictadura militar.

La jefa del Estado reiteró que la historia de la usurpación de las islas comenzó hace 180 años y no hace 30, y contó que buscará inaugurar el museo de Malvinas, a construirse en el predio de la ESMA, en agosto del año próximo, cuando se cumpla un nuevo aniversario de la ocupación.

Respecto al pedido para identificar a los fallecidos en Malvinas durante el conflicto bélico, la Presidenta argumentó que “todos merecen tener su nombre en una lápida y cada madre tiene ese derecho inalienable de enterrar a sus muertos, poner una placa y llorar frente a esa placa”.

La jefa del Estado informó que envió una carta al titular de la Cruz Roja Internacional, “como autoridad reconocida por todos”, para que se pueda identificar a “los soldados argentinos y aun ingleses que no han podido ser identificados”.

Destacó también su decisión de desclasificar el informe Rattembach, al señalar que “es necesario agregarle a la memoria, verdad” a la causa Malvinas, porque “la historia, nuestros muertos y sus familiares nos debíamos la verdad”.

“Una verdad dolorosa, pero verdad encendida de gestos heroicos y valores, de cobardías e injusticias”, enfatizó.

En su discurso, Fernández de Kirchner consideró que “es una injusticia en pleno siglo XXI todavía subsistan enclaves coloniales como los que tenemos aquí, a pocos kilómetros de distancia”, en referencia a las Islas Malvinas.

Remarcó, además, que, “de los 16 enclaves coloniales que existen en el mundo, diez de ellos son del Reino Unido” y afirmó que “resulta absurdo pretender el dominio” sobre las islas.

Reclamó también “justicia para que no se sigan depredando nuestro medio ambiente, nuestros recursos naturales ictícolas y petroleros, y para que se respete la integridad territorial”.

La Presidenta lamentó que “la historia siempre se lleve a los más jóvenes en momentos difíciles” y explicó que pretendía centrar el homenaje a los “miles de jóvenes que vinieron a combatir en el territorio y a los cientos que dieron sus vidas” en las Malvinas.

La Presidenta llegó a las 12.56 a la Plaza Islas Malvinas de la capital fueguina donde encabezó el acto central en conmemoración de los 30 años de la guerra de Malvinas.

Cristina estuvo acompañada por el vicepresidente Amado Boudou, miembros del gabinete nacional, los gobernadores de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos; de Santa Cruz, Daniel Peralta; y de Santa Fe, Antonino Bonfatti; y otros funcionarios y dirigentes.