La lucha contra el mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya no termina en el barrio José Benito Escobar, ubicado en el distrito VI de Managua.

Las brigadas de fumigación y aplicación de BTI visitaron unas 300 viviendas de este populoso barrio para aplicar estos productos que eliminan al zancudo adulto y los huevos de zancudos.

La población consciente de la importancia de la limpieza en los hogares y del apoyo del Ministerio de Salud, no dudó en abrir las puertas a los brigadistas, quienes van vestidos de celeste y con identificación.

La doctora Xóchitl Fonseca, del centro de salud Roger Osorio, recordó que la lucha contra el vector es permanente.

MINSA

"El día de hoy se hizo la fumigación casa a casa, de igual manera la aplicación del BTI y la concientización casa a casa para la eliminación de criaderos y así llevar un control de las enfermedades transmisibles por vectores", aseguró la doctora Fonseca.

"Se le pide a la población que abran las puertas para poder aplicar el BTI y la fumigación adecuada. Este es un trabajo que se está haciendo por parte del Ministerio de Salud, pero es muy importante que la población también aporte a esta lucha", refirió.

"Es importante que demos un buen uso a la basura, tiremos lo que no sirve, tapemos la basura para que no se moje, ver aquellos lugares que tienen cúmulo de agua para eliminarlos y es muy importante hacer limpieza de los techos, las canaletas, las aceras los patios y dentro de la casa", detalló la doctora.

Una de las pobladoras que siempre que acuden los brigadistas de fumigación abre las puertas de su casa es la señora María Dolores Cruz.

"Esto que realiza el Minsa es excelente. Hemos visto lo que hace la fumigación, la última vez que vinieron cayeron del techo cucarachas muerta hasta un alacrán. Nosotros siempre abrimos la puerta para que entren los fumigadores. Aquí manejamos limpio, aquí todos los días nosotros limpiamos y lavamos la acera, lo baldes bien tapaditos los que usamos para para beber agua y la pila tiene BTI de la última vez que vinieron a aplicarlo y nos dijeron que puede durar hasta un poquito más de un mes", manifestó Dolores Cruz.