El expresidente de Egipto Hosni Mubarak fue liberado este jueves luego que un tribunal ordenara su liberación. Mubarak deberá cumplir con arresto domiciliario, por órdenes del Gobierno de facto.

Un helicóptero militar recogió a Mubarak para trasladarlo al hospital desde la prisión capitalina de Tora, donde está recluido desde abril de 2011.

El expresidente, de 85 años, fue arrestado después de un levantamiento popular que lo derrocó el 11 de febrero de 2011, en momentos en que los disturbios se extendían por todo el mundo árabe. Sin embargo insiste en declararse inocente de los cargos.

En enero de este año el máximo tribunal de apelaciones del país aceptó los recursos presentados por la defensa del expresidente y ordenó repetir el juicio.

Mubarak será juzgado el próximo domingo por hechos asociados a la muerte de miles de manifestantes sobre la cual se le culpa.

El juicio coincidirá con la comparecencia en otro proceso del líder de la Hermandad Musulmana, Mohamed Badie y dos de sus adjuntos, acusados de incitación al asesinato durante manifestaciones contra el presidente depuesto Mohamed Mursi.

La liberación de Mubarak añade incertidumbre a la crisis política que vive Egipto desde el golpe de Estado que depuso al presidente Mohamed Morsi y situó a los militares de nuevo en el primer plano político.