La decisión presidencial parece haber surtido el efecto deseado, por cuanto, comerciantes, propietarios de bares y restaurantes admitieron que apenas empezando la Semana Santa y ya estaban llegando más clientes y verdaderamente, para ese lunes, ya había más personas paseando por las playas y comprando en los establecimientos gastronómicos.

Al respecto, Elio Saravia Sánchez, un propietario de un bar restaurante denominado La Piragua, manifestó que gracias al gobierno del Presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, están teniendo más personas acceso al balneario y por lo tanto más compradores.

Al tiempo que consideró que las autoridades del Instituto Nicaragüense de Turismo han apoyado fuertemente al sector al tiempo que destacó la actividad del Movimiento Ambientalista Guardabarranco en el tema de la limpieza  de las playas y el orden observado.

Por su lado, otro propietario del bar restaurante Las brisas de Pochomil, Luis Alberto Cuadra, destacó que apenas está comenzando la Semana Santa y ya está llegando la gente en una proporción mayor que la de años pasados, pero añadió que el grueso de visitantes llegará de miércoles a domingo próximos.

Buen ambiente y precios accesibles

Señaló también que algo atractivo son los precios de la comida, que no están tan altos, sino que dijo que los platos de pescado frito están costando entre 140 y 190 córdobas, dependiendo del tipo de pez y de la forma de hacerlo.

Destacó además que hay mucha más limpieza que en años anteriores y dijo que además de los muchachos y muchachas del Movimiento Ambientalista Guardabarranco, los dueños de bares y restaurantes tienen el deber de mantener limpio el área de costa de su establecimiento.

Entre tanto en el también bar restaurante El Cangrejito Katerin Peralta, dijo sentirse satisfecha con la afluencia de turistas, mucho mejor que en años anteriores, lo que explicó les está dejando mayor ganancia, mejorando la vida de las familias que son propietarias de estos establecimientos.

Mientras, veraneantes como Alberto Zamora, de Managua, dijo que estaban aprovechando las vacaciones para darse un relax familiar en Pochomil, a la vez que dijo que el ambiente está agradable, cuidado, aún no estaba muy lleno y además bastante limpio.

Otra bañista que asistió con su familia a Pochomil, descansaba en uno de los ranchos, alrededor de una mesa con refresco, dijo que fue buena la decisión presidencial de no cobrar por la entrada al balneario y demás destacó lo bueno de que las playas estuvieron muy limpias, lo que beneficia porque atrae más visitantes nacionales y más turistas.