Don José Dolores Altamirano ya se ve recuperado después que fue operado de varios tumores malignos, los cuales venció gracias a los milagros que recibió de La Virgen de Guadalupe; La Morenita que se celebra este 12 de diciembre en México y muchos países del mundo, principalmente en Latinoamérica.

La Familia Altamirano está pagando los milagros que hizo La Virgen de Guadalupe, por don José y una de sus hijas, por eso la celebran todos los años en su casa ubicada en Linda Vista Norte, en Managua.

“Esto comenzó hace seis o siete años atrás, referente a un milagro que me hizo La Morenita, La Virgen de México y La Virgen de Nicaragua también”, aseguró don José.

GUADALUPE

Comentó que tenía unos tumores malignos en los riñones, “entonces yo le pedí a ella (Virgen de Guadalupe) que intercediera ante mi Divino Maestro, Mi Divino Padre, para que por medio de la intercesión de ella, se diera mi sanación”.

Indicó que el tumor estaba ubicado en medio de la columna y la cadera y por eso lo operaron, pero los médicos dijeron que el tumor no estaba en el punto que habían indicado las radiografías, sino en otro punto y posteriormente se había despegado, pero los médicos al final sacaron el tumor y concluyeron la operación de manera exitosa.

“Después en un riñón dos tumores más; también lo mismo, le ofrecí a La Virgencita que si salía bien, hasta el último día de mi vida yo le iba a celebrar su onomástico, su cumpleaños. Usted sabe que cuando uno le promete algo a su madre, lo tiene que cumplir a como dé lugar. Entonces hasta que mi Santo Padre me dé vida, yo voy a seguir con esta tradición”, prometió.

Scarleth y su milagro

Don José recordó que La Virgen de Guadalupe también le hizo otro milagro a una de sus hijas llamada Scarleth Altamirano, quien tuvo una operación sencilla, pero los doctores le picaron el intestino.

GUADALUPE

“Se miró grave y le hicieron siete operaciones en tres meses, no hallaban ni que hacer los doctores; entonces volví a pedirle a La Virgencita, y le dije, te suplico, te pido, que me voy a encauzar un poco más; hazme el milagro de volver a mi hija. Como a los 15 a 20 días ya mi hija estaba levantada, no sanada completamente pero ya había salido de peligro”, expresó.

Hoy en día, tanto don José como su hija Scarleth están curados de los males que padecieron, y ahora con mucha fe y devoción están gozosos celebrando a La Virgen de Guadalupe, y le piden que les de muchos años para seguir festejando y pagándole con fervor, por los milagros recibidos.

Dijo que el año pasado no hicieron la celebración de La Virgen de Guadalupe en casa, por la pandemia, pero recogieron provisión y la enviaron en nombre de La Morenita, para los afectados de los huracanes Eta y Iota.

GUADALUPE

Aseguró que con gran devoción, siempre le piden a La Virgen de Guadalupe que interceda por sus vecinos, por la comunidad de la Iglesia San Miguel, por el pueblo de Nicaragua y del mundo.

“Dios nos va a dar más vida, y como sea nosotros vamos a celebrar todos los años a La Virgencita de Guadalupe, La Madre del Tepeyac, La Madre de Juan Dieguito, y la madre de todos nosotros los nicaragüenses, porque ese fervor se ha regado por todo el mundo”, puntualizó.

Por su parte, don Armando Gómez dijo que es devoto de La Virgen de Guadalupe y cree que en la medida que todos los pueblos y la sociedad, tengan en alguien en quien confiar, como Dios, y La Virgen de Guadalupe, los milagros, la prosperidad y la paz va reinar en los hogares y el mundo.

Doña Eleana Romero asistió a la celebración de La Virgen de Guadalupe que festejó la familia Altamirano, y aseguró que lo hizo con fe para acompañar a sus vecinos en esta gloriosa celebración de La Morenita.

“Es algo muy bonito, muy bueno por la fe que tenemos, creer en esta Virgen”, expresó con una fe inquebrantable.

 

GUADALUPE

 

GUADALUPE

 

GUADALUPE

 

 

 

 

 

GUADALUPE