La Delegación de Nicaragua que se encuentra de visita en China, sostuvo un encuentro virtual con el Consejero de Estado y Ministro de Relaciones Exteriores de la República Popular China, Wang Yi, este 10 de diciembre.

Durante la reunión el Asesor Presidencial de Nicaragua Laureano Ortega, afirmó que este es un importante momento histórico para el Gobierno y el pueblo de Nicaragua.

Los intercambios entre Nicaragua y China tienen una larga data, y los dos Partidos y los dos países comparten una amistad y hermandad fraternal y revolucionaria, y por lo tanto el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Nicaragua y China cuenta con el unánime apoyo de todo el pueblo nicaragüense. Nicaragua restablece relaciones diplomáticas con China con toda sinceridad y va a cumplir cabalmente sus compromisos, acatar el principio de una sola China y apoyar todos los esfuerzos y acciones de China por hacer realidad la reunificación completa del país.

Laureano Ortega dijo que Nicaragua aprecia altamente el papel sumamente importante que juega China en defender la paz y la estabilidad del mundo y la causa progresista de toda la humanidad.

Nicaragua está dispuesta a esforzarse junto con China por defender la soberanía y la independencia del país y la dignidad nacional, practicar el multilateralismo y defender la equidad y la justicia internacionales. Nicaragua coincide plenamente con la visión y las propuestas de la diplomacia china, y está dispuesta a incorporarse a la grandiosa Iniciativa de la Franja y la Ruta, en aras de fortalecer la cooperación en las diversas áreas y fomentar el desarrollo del país y la felicidad del pueblo.

El ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua Iván Acosta, quien también acompaña la Delegación, señaló que el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Nicaragua y China ha abierto la puerta de intercambios binacionales, que también es una puerta hacia la prosperidad compartida. Nicaragua está firmemente convencida de que China es un confiable socio de desarrollo para Nicaragua, y está a la expectativa de aprender las experiencias exitosas chinas para generar mayor bienestar para su pueblo.

Por su parte, Wang Yi dijo que ellos “rompen hielos” de las relaciones binacionales y son “pioneros” de la cooperación sino-nicaragüense.

Han venido con importantes misiones salvando una inmensa distancia geográfica, realizado fructíferos trabajos con el equipo de la parte China, y presenciado y participado juntos en este momento histórico del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Nicaragua. Él expresa sus cálidas felicitaciones por el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Nicaragua a una velocidad “récord”. Le complace sobremanera que China tenga un nuevo amigo más en la región de América Latina y el Caribe, y un buen socio más en la causa de promover la construcción de la Franja y la Ruta y la comunidad de futuro compartido de la humanidad.

Recalcó que el principio de una sola China es un amplio consenso de la comunidad internacional, y se ha convertido en una norma de las relaciones internacionales comúnmente reconocida. Nicaragua toma la importante decisión de restablecer y desarrollar relaciones normales con China, poniéndose del lado correcto de la historia al igual que la absoluta mayoría de los países. El restablecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Nicaragua corresponde plenamente a los intereses fundamentales y a largo plazo de ambas partes y contará sin duda con la bienvenida y el apoyo de ambos pueblos. China y Nicaragua han de consolidar la base política del principio de una sola China, trazar juntos el plan maestro del desarrollo de las relaciones binacionales, y fomentar de manera ordenada los intercambios y la cooperación en las diversas áreas, con miras a generar beneficios para ambos países y pueblos.

También dijo que desde tiempos antiguos hasta hoy día, Taiwán forma parte de China. Aunque todavía no se ha logrado la reunificación completa de las dos orillas del Estrecho de Taiwán, la soberanía y el territorio de China nunca han sido divididos, y nunca ha cambiado el hecho de que la parte continental y Taiwán pertenecen a la misma China. China debe reunificarse, y se reunificará sin falta. Realizar la reunificación completa es el deseo común de todas las hijas e hijos de la nación china.

Antes del encuentro, los representantes de Gobierno de ambos países firmaron oficialmente en Tianjin el Comunicado Conjunto entre la República Popular China y la República de Nicaragua sobre el Restablecimiento de Relaciones Diplomáticas.

AQUÍ PUEDES LEER EL LINK COMPLETO.