Conservando las tradiciones marianas, familias del barrio Monseñor Lezcano, ubicado en Managua, celebraron La Purísima este mediodía con devoción, fervor y alegría, acompañado de la población que le cantaron a La Concepción de María.

La familia Pastrán Cortez tiene 35 años de tradición de celebración de La Purísima y se sienten gozosos de compartir lo poco que tienen con las familias del barrio Monseñor Lezcano.

purisima

“Esta celebración es en honor a mí, una vez por un milagro concedido y ya tenemos 35 años de estar celebrando”, comentó Tania Pastrán, devota de la Virgen María.

Con la preparación de deliciosos platillos como carne tapada, pollo tapado y arroz a la valenciana, para niños y adultos, esta familia celebra en unión y devoción, la Purísima.

purisima

Por su parte, doña María Bernarda Martínez muy emocionada dijo que celebra La Purísima, porque La Virgen María y Dios, le han dado muchas bendiciones a ella y su familia y expresó que con mucho cariño le regaló a los pobladores del barrio Monseñor Lezcano.

Dentro de los platillos que Martínez prepara con mucho fervor y compromiso son nacatamales, platos y tazas y le emociona compartir porque lo hace con mucho amor y fuerza de voluntad porque trabaja mucho para celebrar La Purísima.

purisima

Doña María Dolores Rugama, quien asistió a la celebración manifestó que ella también celebra La Gritería en su casa en el barrio Monseñor Lezcano, uno de los lugares con más devoción y fervor Mariano en la capital.

Este siete de diciembre, Nicaragua entera se desborda en fervor mariano, tradición e idiosincrasia desde cada comarca, municipio y barrio a nivel nacional.

purisima

purisima

purisima

purisima