Líderes sindicalistas miembros de la Unión Nacional de Empleados (UNE) respaldaron por unanimidad los puntos que el Frente Nacional de Trabajadores (FNT) ha señalado que no son temas de negociación en cualquier reforma a la seguridad social en el país.

Durante una reunión con la dirigencia sindical Domingo Pérez, secretario general de la Central Sindical de UNE, indicó que “nosotros estamos sometiendo a la decisión de nuestros principales dirigentes, la posición oficial del FNT sobre cualquier reforma que se pueda dar sobre la seguridad social”.

Los planteamientos que fueron respaldados por unanimidad señalan que los trabajadores no deben pagar más del 6.25% del salario bruto al Inss.

“No es posible porque si nosotros pagamos más de 6.25 por ciento, eso sale de nuestras tortillas, nuestro pan y nuestra comida diaria, que no es así en el caso de los empresarios; ellos lo sacan de la deducción del IR y si se les incrementa la cuota patronal eso sería aplicado al costo de producción”, explicó Pérez.

“El otro tema es que no vamos a permitir que el acceso a la pensión pase a más de los 60 años. Estamos claros que es irrenunciable los 60 años, que es irrenunciable las 750 semanas y también nos adherimos al planteamiento del FNT que no vamos a permitir el despido de trabajadores del INSS”, aseguró.

Según Pérez, ahora el INSS ha mejorado las condiciones de los jubilados, de los derecho-habientes, además ha mantenido la pensión de las madres de Héroes y Mártires y ha mejorado la cobertura para los afiliados.

Por otro lado, indicó que “en cualquier reforma vamos a plantear el tema de la eficiencia y la eficacia de las empresas médicas previsionales, estas nacieron con una visión meramente capitalista, neoliberales y explotadoras. Nosotros creemos que debe mejorarse la medicina provisional en la reforma de la seguridad social”.

Por su parte Miriam Reyes, miembro de UNE, dijo que los trabajadores sostienen que la reforma debe darse sin que los afecte, es decir, sin modificación en las semanas, las cuotas y la edad.

“Nosotros hacemos un llamado a todos los trabajadores a unirnos en esta justa lucha que creemos debemos de defender. Todos vamos a llegar a los 60 años y todos tenemos derecho a merecer una vejez con una buena indemnización por jubilación”, manifestó.

“Debemos sumarnos a respaldar el apoyo que nuestro gobierno solidario le ha dado a este proyecto de jubilación y en especial a los compañeros de la tercera edad”, agregó.