Unas 220 familias del barrio costero Santa Elena realizaron un simulacro de evacuación ante una posible inundación, esto dentro del fortalecimiento de las capacidades locales para enfrentar y reducir el riesgo a desastres en el Distrito VI de Managua.

Este barrio se ubica en el sector de la carretera norte, en el kilómetro 13 y medio en el sector de la zona Franca Las Mercedes y tiene una extensión territorial de 98 manzanas. Este barrio tiene un total de mil 813 viviendas en las que habitan unas diez mil 878 personas distribuidas en dos sectores.

De acuerdo a la compañera Praxis Pineda, delegada municipal en el Distrito VI, destacó que el riesgo de inundación es alto en esta zona, dado que 460 familias viven en la parte costera del lago, mismo que sube de nivel durante la temporada de invierno.

“Esto es el cumplimiento a una orientación del comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, es la práctica de nuestro modelo que hace protagonista a la población, a las familias organizadas. Es un ejercicio donde las instituciones y el gobierno somos instrumentos y facilitadores de desarrollar las capacidades que ya existen en las comunidades”, destacó Pineda.

Indicó que en el Distrito VI aún existen unos 8 puntos críticos, pero estos, gracias a los trabajos de mitigación en obras de drenaje pluvial, se han reducido y esto permite tener más barrios y familias que viven en seguridad. La mayoría de los puntos críticos se ubican en la zona costera del distrito.

El objetivo del simulacro, es desarrollar las acciones de protección a la población ante inundaciones, para fortalecer los conocimientos, habilidades y destrezas adquiridas en el proceso de capacitación.

El simulacro constó de cuatro escenarios, uno dirigido a la toma de decisiones del Comité Barrial de Prevención Ante Desastres Naturales, evacuación de la población, demostración de la brigada de Local de Respuestas (Brilor) y la administración del centro del albergue.

“Las inundaciones es la debilidad principal de este barrio y en caso que el lago sobrepase sus niveles, estaría inundando todo este sector que es el más vulnerable en este barrio Santa Elena”, dijo el Teniente Coronel Mario Rivas Pérez, Jefe de la Defensa Civil en Managua.

Doña Rebeca Espinoza, fue una de las primeras en ser capacitadas ante posibles inundaciones, pues está consciente que vive en un barrio muy vulnerable en época de invierno.

“Nos sentimos cien por ciento capacitado y hemos vivido esto, hace poco el 29 de mayo tuvimos una inundación al fondo (parte costera del barrio) y es de suma importante que estemos informado ante las lluvias”, dijo Espinoza.

Mientras Elena Gutiérrez, considera que las capacitaciones que han recibido de la Defensa Civil, les permite tener herramientas básicas para salvar la vida de su familia y de sus vecinos.

“Me parece muy importante recibir las capacitaciones, estamos bien preparados ante las inundaciones, sobre todo porque hemos tenido que ir a evacuar personas en horas de la madrugada”, citó Gutiérrez.

En este ejercicio demostrativo participaron compañeros de la Alcaldía de Managua, el Poder Ciudadano, la Defensa Civil, Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos y la población organizada en los diferentes comités.