En la Comunidad Mesa de la Flor, del municipio de Tipitapa, decenas de niños y padres de familia protagonizaron la restitución de derechos en educación, luego que el Ministerio de Educación y la Alcaldía del Poder Ciudadano de Tipitapa, reconstruyeran una pequeña escuela multigrado en esa localidad.

Cesar Vázquez Valle, Alcalde de Tipitapa, explicó que la comunidad se ubica a 69 kilómetros del casco urbano de Tipitapa, pero eso no fue un obstáculo para que se cumpliera con el derecho a la educación para los niños.

Según el alcalde en la rehabilitación de la escuela se invirtieron 413 mil córdobas, provenientes de las transferencias del 5% que cada municipalidad hace para contribuir con la educación.

“Esta es la responsabilidad compartida que tiene el gobierno central con el gobierno municipal. La población, por su parte, le dio seguimiento a la ejecución de este proyecto”, explicó Vázquez.

En total, en la escuela 31 niños de la Comunidad Mesas de la Flor y comunidades aledañas reciben el pan del saber.

“Ellos no tenían una escuela buena. Aquí hicimos una remodelación y ahora si tienen condiciones para estudiar. Esta es una comunidad que queda a casi 50 kilómetros del casco urbano de Tipitapa. Estamos llevando el progreso a los lugares más alejados, asimismo construimos la carretera hace un mes y eso me viene a dar una bendición de Dios y de nuestro gobierno”, comentó el edil.

Por su parte los padres y madres de familia que acompañaron a sus hijos en la inauguración de la pequeña escuela rural, comentaron las dificultades que antes tenían que pasar sus pequeños para lograr estudiar.

Rosa Ordoñez, recuerda que por mucho tiempo los niños recibieron clases debajo de un árbol.

“Nos daba mucho pesar porque además era peligroso, pero ahora con esta escuela totalmente equipada, nosotros tenemos la responsabilidad de cuidar esta escuela. Como padres de familia y comunidad debemos cuidarla. Estamos muy agradecidos, porque los niños van a estudiar más tranquilos, con mejores condiciones y seguridad”, comentó Ordoñez.

María Isabel Cano, directora del núcleo escolar, expresó que gracias a la complementariedad entre el gobierno central y el gobierno local, será posible que 19 niños de multigrado y 14 de pre escolar, puedan acceder a una mejor educación digna y con calidad.

Además indicó que hay planes para ampliar un aula más, de manera que más niños y jóvenes se integren a las clases en su comunidad.

Finalmente, Ruth Ocón, madre de dos escolares, reiteró que la responsabilidad de la comunidad es cuidar la escuela. “Ahora tenemos que cuidarla bien, mantenerla aseada, limpia, nosotros nos sentimos agradecidos porque esta es una buena escuela para los niños. Ahora los niños no van a fallar ni un día a clases, tienen que venir diario”, aseguró.