Pregunto yo en mi canción
Al que grita y patalea
Caballero de la OEA
Qué pasó con la reunión

Cómo no me voy a reír de la OEA
Si es una cosa tan fea
Tan fea que causa risa

Ja ja ja ja ja ja ja, ja ja ja ja ja ja ja
Ja ja ja ja ja ja ja

De la canción La OEA es cosa de risa.
Autor, el gran músico cubano, Carlos Puebla.

De forma unánime todos los órganos de la República de Nicaragua se han manifestado a favor de que el país salga de la OEA. El imperio la cría y el imperio se la come solito. Cada pueblo que lucha por su liberación, que hace pie en la soberanía y la independencia, antes o después se marcha de esa cosa que causa risa. El responsable de tal organismo, responsable de todos los pronunciamientos golpistas y en defensa de los estados terroristas de Latino América, Luis Almagro, cada día más conocido como El Orco del pantano debido a su trabajo sumamente injerencista y mercenario y al que EEUU cuida como oro en paño.

Luis Almagro, El Orco del pantano, ha sido rechazado una y otra vez por los más diferentes gobiernos, principalmente los progresistas y ha llegado a reunir en su contra a la mayoría de todos ellos hasta quedarse aislado. De escándalo fue la última vez que en una reunión del organismo en agosto, el pleno representante de todos los países le dejó solo cuando el gobierno de Bolivia le denunció ante los tribunales internacionales por pretender que no se declare como golpistas a la ultraderecha que derrocó al gobierno y se autoproclamó dueño de Bolivia, para luego cometer masacres entre la población, destrozar la nación y endeudarla en pocos meses.

El Orco del pantano, Luis Almagro, siguiendo el mandato y las consignas de Biden ha perseguido a Nicaragua con toda su saña, ya antes de convocarse las elecciones llamó a que no se reconociesen, después pidió la libertad para los ladrones, delincuentes que además de robar al país, cogían millones de la potencia imperial para distribuirlo entre quienes seguían el programa golpista de EEUU, y una vez celebradas las elecciones con el mayor de los éxitos, patalea en la OEA para que nadie se atreva a reconocer que han sido en libertad, limpias, transparentes, sumamente democráticas y en paz.

La declaración del Gobierno elegido por el pueblo nicaragüense en las urnas el pasado día 7 de noviembre, por medios de su representante Ministro de Asuntos Exteriores, Señor Denis Moncada, reafirma la soberanía y la independencia de la nación haciendo frente al injerencismo estadounidense, que usa organismos y personajes con los que trata de mantener bajo sus intereses a todos los pueblos y en el caso que nos ocupa al pueblo de Nicaragua. Su doctrina imperialista Monroe proclama la dictadura: América, para los americanos, refiriéndose a ellos únicamente, considerando a los pueblos latino americanos objetos de dominación y expolio, por eso Nicaragua responde con toda dignidad:

Ya antes de convocarse las elecciones el regente Biden llamó a que sus regímenes súbditos negasen el reconocimiento. Inmediatamente después de cerrarse las urnas en Nicaragua, el imperialista no esperó ni al recuento definitivo y firmó la ley de bloqueo, ilegal y unilateral, que le ha llamado Renacer, nombre que no es más que una burla teniendo en cuenta el propósito de hundir a la nación que ha resuelto el problema del hambre, de la sanidad haciéndola universal, acabando con el analfabetismo, haciendo de la enseñanza un derecho de todos los nicaragüenses, consiguiendo que casi toda su alimentación se produzca en Nicaragua, consiguiendo llevar la luz eléctrica a todo el país, construyendo las mejores carreteras de toda la región, entregando al pueblo todos los medios para formarse profesionalmente, haciendo el país más seguro de todos los de su entorno, poniendo todos los órganos de la sociedad en igualdad en su composición entre mujeres y hombres, … Todo eso es lo que los imperialistas no soportan porque significa que los países mejoran si su pueblo se despega de ellos. Para atacar al pueblo nicaragüense, entre los servidores más fieles del gerente Biden destacó Borrell, UE, que con el paso de los días ha buscado entre su lenguaje más soez dejándose ver como el Almagro 2, Orco del pantano 2, contra Nicaragua, al que le ha seguido el gobierno del estado español, tomando como propio el discurso de la ultraderecha del país, insultos, desprecio y amenazas, el supremacismo neocolonial que recuerda los ataques contra Venezuela no hace mucho.

Ante tanta indignidad el Secretario Ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) Sacha Llorenti ha declarado a través de su cuenta en Twitter, que «la decisión soberana de Nicaragua de apartarse de la @OEA_oficial es una respuesta digna a los constantes intentos de esa organización de cometer actos de injerencia». En Nicaragua la Unión Nacional de Estudiantes, la Federación de Estudiantes de Secundaria, y la Juventud Sandinista 19 de Julio se han manifestado en la Universidad de Managua contra el injerencismo de Almagro y su entreguismo a Estados Unidos.

Los pueblos libres y soberanos son temidos por el imperialismo y los neocolonialistas, su ejemplo de libertad, su enseñanza, es el camino que ofrece la Historia: la OEA es esa cosa que causa risa.

AUTOR:
Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista e integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.