Brigadas de trabajadores del Ministerio de Relaciones Exteriores realizaron exitosamente un simulacro de evacuación y del edificio y de atención en primeros auxilios a personas supuestamente fracturadas al querer salir precipitadamente mientras ocurría un terremoto de grado 6.7 en Managua.

El ejercicio de terremoto, que es el tercero en el año, seguido de dos supuestos conatos de incendio en el edificio de la cancillería, estuvo evaluado por la Dirección General de Bomberos, específicamente por su jefe, el comandante Iván Tijerino.

Respecto del ejercicio, el canciller de la República, Samuel Santos dijo “siguiendo instrucciones de nuestro gobierno, el personal de la cancillería se pone las pilas y realizó un simulacro con resultados positivos y ojalá que no se dé, pero si acaso se llega a dar, que nosotros estemos en primera línea, garantizando la vida”.

Añadió que la construcción del edificio de la Cancillería “es muy sólida aparentemente, estructuralmente está bien construido, pero no es suficiente que no se caiga, porque cuando hay terremotos pueden haber incendios e incluso el mismo temor de salir en carrera, puede provocar accidentes debido al temor natural, pero con estas prácticas se puede canalizar con orden”.

Brigadas preparadas para responder

Al respecto el comandante Iván Tijerino, quien estuvo supervisando en el simulacro de terremoto en la Cancillería, expresó que la Dirección General de Bomberos acudió a apoyar en labores tanto de evacuación durante el ejercicio, apoyando a las brigadas de primeros auxilios y de contraincendios con un camión de bomberos y una ambulancia con 15 compañeros aproximadamente.

Destacó que las distintas brigadas de la Cancillería están preparadas para dar respuesta a lo inmediato, auto evacuándose, y haciendo acciones de primeros auxilios durante un eventual terremoto o cualquier otro desastre.

David Rosales, responsable de una brigada de evacuación en el primer piso de la cancillería dijo que el simulacro de evacuación durante un terremoto aparente, funcionó porque el personal evacuado salió en tiempo y forma y de acuerdo al simulacro hubo dos conatos de incendios y dos personas fracturadas que fueron atendidas por las brigadas de primeros auxilios.