Decenas de mujeres que ya tienen su paridad satisfecha se sometieron al procedimiento de esterilización quirúrgica, como método definitivo de control de la fertilidad, en el Hospital Alemán Nicaragüense.

Según el Ginecólogo Mario Zapata, las 25 pacientes con edades entre 25 y 35 años, que se sometieron al procedimiento, fueron seleccionadas conforme a criterios de edad y número de hijos que desearon tener con sus parejas.

“El objetivo de la cirugía es realizar una esterilización quirúrgica haciendo un corte a nivel de las trompas de Falopio y de esa manera poder controlar el proceso reproductivo de la mujer”, explicó el especialista.

Zapata indicó que las jornadas de esterilización se realizan una vez al mes, los días sábados. En el hospital también se realizan otras jornadas para atender a otros pacientes.

Las mujeres que se someten al procedimiento de esterilización no pagan ningún costo. “Estas mujeres no pagan absolutamente nada, ni los exámenes, ni el procedimiento quirúrgico ni el procedimiento que se les da posteriormente”, aseguró Zapata.

Por su parte algunas mujeres que decidieron someterse a la cirugía, expresaron su satisfacción con la calidad de la atención que se brinda en el centro hospitalario, así como la gratuidad del procedimiento.

Carla Salguera, expresó que este es el único gobierno que le da a la mujer la oportunidad de operarse cuando ya ha tenido a los hijos que desea tener.

“Tengo dos hijos, niño y niña y tengo 34 años. Esta decisión era indispensable y aproveché en la oportunidad que se estaba dando”, comentó.

Yolanda Alemán, otra madre de dos hijos, explicó que la cirugía es gratuita y comentó que de habérselo practicado en una clínica privada seguramente gastaría mucho dinero.

Jennifer Reyes, de 33 años y madre de dos bebés, comentó que junto a su pareja decidió que ya tienen el número de hijos que deseaban y se sometió al procedimiento para garantizar su salud y dar a sus dos hijos todo lo necesario.

Finalmente Eveling Torres, otra madre de Managua, dijo sentirse acogida por los especialistas del hospital y en buenas manos.

“Esta es una buena oportunidad, yo tengo suficiente con dos hijos. Aquí todo es gratuito gracias al gobierno, además me siento segura, en buenas manos”, indicó.