Según el artículo 76 de la Convención de Naciones Unidas sobre Derechos del Mar, el Estado de Nicaragua tiene la potestad de hacer uso sus recursos naturales en su plataforma continental, explicó el especialista en derecho internacional, doctor Mauricio Herdocia.

“Ese es un derecho que nadie le puede negar a una nación”, declaró Herdocia y explicó que Nicaragua está actuando en el marco de la legalidad que le da el derecho internacional consuetudinario.

Herdocia manifestó lo anterior luego de conocerse a través de medios internacionales que en algunos países privan intereses particulares que pretenden manipular y desinformar a la opinión pública mundial, luego de que Nicaragua anunciara que ya iniciaron las operaciones de búsqueda de hidrocarburos en su plataforma continental.

Durante una entrevista con los medios del Poder de las Familias y Comunidades, el especialista en derecho internacional, también señaló que la intención de Colombia de introducir un recurso de interpretación del fallo emitido por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) hace un año, es poco probable que beneficie a ese país.

“Ellos saben que las posibilidades de un recurso de interpretación son muy escasas. La posibilidad de que la Corte falle o interprete a favor de Colombia es muy escasa. Primero porque la interpretación se realiza sobre el mismo fallo, y la Corte no va a decir una cosa distinta a lo que ya dijo en el fallo”, explicó Herdocia.

“Colombia está planteando después del fallo, muchas cuestiones que jamás las planteó en el transcurso del juicio, entonces la Corte jamás, por jurisprudencia, se va a pronunciar sobre temas que no le fueron planteados en su momento. La interpretación no puede tocar ni una palabra de lo que es la cosa juzgada del fallo”, agregó el especialista.

En caso de que los abogados de Colombia introdujeran un recurso de revisión de la sentencia, la situación sería más dramática.

“De los 4 casos de revisión que se han presentado ante la CIJ ni uno solo ha podido superar las pruebas y las condiciones que establece el estatuto, esas condiciones son que tiene que haber un hecho nuevo, y cómo va a haber un hecho nuevo si la delimitación de estos espacios, si el trazado de la delimitación, la hizo la propia Corte”, comentó.

“Quien podría tener la posibilidad de recurrir de revisión es Nicaragua, no Colombia, porque a Nicaragua no le quedó ni uno solo de los espacios insulares”, aseguró Herdocia.

En ese sentido, Herdocia valoró que los abogados deben estar claros que si presentan un recurso de interpretación “va a ser más bien para mostrar ante la opinión pública interna que han hecho algo (...) pero que vaya a haber un resultado ante la Corte de una acción que simplemente es de aclaración, de simple señalamiento de cuál es el sentido y los alcances de un fallo, me parece que lo que va a recibir Colombia es una contundente respuesta de parte de la Corte reafirmando todo lo que había dicho”, añadió.

Herdocia además señaló que si Colombia quiere fijar algún límite, como se conoció luego de filtraciones en aquel país, tendrá que hacerlo sobre la base de lo que la Corte ha definido.

“La CIJ estableció una distribución equitativa de los espacios marítimos, correspondientes a Nicaragua y los correspondientes a las islas de San Andrés y Providencia”, refirió.

Asimismo, Herdocia recordó que no existe ninguna posibilidad para que el fallo de la CIJ sea declarado inaplicable.

“La esencia de los fallos es que se han hecho para cumplirse, para vincular a los estados de tal manera que los apliquen de manera fiel, rigurosa y exacta. Ese concepto de inaplicabilidad del fallo de la Corte contradice abiertamente el derecho internacional”, dijo en respuesta a declaraciones de particulares en Colombia que no abonan al diálogo entre Nicaragua y ese país.

Por otro lado, Herdocia destacó la posición del Ejecutivo colombiano que ha manejado una posición sensata.

“Las cosas han venido avanzando, el fallo se ha venido cumpliendo, el diálogo se ha mantenido, los mecanismos de coordinación se han mantenido. Hay que entrar en una nueva fase más directa, precisa y operativa. Más allá de las palabras y de los expedientes domésticos que se tienen que llenar en Colombia, la realidad es una, el fallo se está ejecutando de manera precisa y coordinada”, afirmó.

El especialista reiteró que tanto Nicaragua como Colombia, tienen una zona marítima colindante y tienen que fortalecer sus relaciones de coordinación, colaboración y cooperación, para desarrollar tareas conjuntas como la protección de la reserva Seaflowers, el combate a la pesca ilegal no reglamentada, el combate al narcotráfico y el crimen organizado en esos territorios.