La Fuerza Boschista, presidida por el educador y dirigente político Luis de León, saludó y felicitó este lunes “la gran victoria democrática obtenida por el pueblo y el Gobierno de Nicaragua”, en las elecciones recién celebradas donde resultó reelegido el presidente Daniel Ortega.

Mediante comunicado, afirmó que “la victoria del pueblo y el gobierno del presidente Daniel Ortega es más que evidente y contundente, en unas elecciones transparentes, con una masiva participación popular de un 65 %, además de un triunfo arrollador para el presidente Daniel Ortega y el Frente Sandinista de Liberación Nacional, de un 75 % del electorado nacional”.

Asimismo, la Fuerza Boschista, apéndice al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), rechazó la posición oficial del Gobierno dominicano que condena las elecciones nicaragüenses.

“El pueblo dominicano y las organizaciones progresistas y sociales de nuestro país, condenamos y lamentamos que el Gobierno de la patria de Duarte, Luperón, Minerva, Caamaño y el Prof. Juan Bosch, dirigido por el presidente Luis Abinader, se haya unido al coro de países imperialistas que rechazan los resultados de las elecciones generales de la Nicaragua amada y querida por el mundo entero”, expresó.

“¡La soberanía de los pueblos no se discute! ¡Dios y el pueblo son los que mandan, las decisiones históricas de los pueblos son sagradas!”, proclamó.

La agrupación boschista apeló al principio de la autodeterminación de los pueblos y pidió respeto a la soberanía de cada país, alegando que “nadie, absolutamente nadie, debe ir a mandar en casa ajena”.

“El triunfo contundente del pueblo nicaragüense, del poeta Rubén Darío y Augusto César Sandino, es una victoria en primer lugar de Dios Todopoderoso, que ama la paz de los pueblos, no la guerra; y en segundo lugar, de los pueblos de América Latina y el Caribe, y más aún los países progresistas del mundo. Dejemos que sea el pueblo de Nicaragua, quien marque su destino”, sostuvo.

“¡Qué viva la libertad, la independencia de los pueblos de América Latina y el Caribe! ¡No a la injerencia extranjera de las potencias que pretenden quitar la autodeterminación de los pueblos!”, concluyó.