Líderes sindicalistas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y representantes del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) señalaron que la reducción de personal y de beneficios adicionales ganados por los trabajadores del INSS, no será un tema de negociación en cualquier reforma a la seguridad social en Nicaragua.

Gustavo Porras, representante del FNT, afirmó durante un conversatorio con trabajadores y líderes sindicalistas del Inss, que no se negociará en la reforma a la seguridad social una reducción de los trabajadores ni de los beneficios de los trabajadores de esa institución.

“La posición del FNT y la posición sandinista y la orientación clara del Comandante Daniel Ortega siempre ha sido buscar la estabilidad laboral. En cualquier reforma a la seguridad social no aceptamos, no discutimos, ninguna reducción de personal ni de los beneficios que tienen en su convenio colectivo de trabajadores del Inss”, reiteró.

Porras dijo que ha escuchado por distintos medios que se barajan propuestas para reducir los gastos del Inss y entre ellas destacan la reducción de personal y de beneficios.

“Han salido propuestas de propuestas y en una de las propuestas comienzan hablar de que hay que reducir los gastos y presupuesto del Inss”, comentó.

“Puede haber el deseo, la idea mal sana de aplicar una práctica neoliberal por parte de quienes proponen eso de que todo se resuelve reduciendo gastos, eso significa reducir trabajadores y reducir beneficios a los trabajadores”, agregó.

Porras señaló que si bien el Inss ha aumentado trabajadores, ha sido por la ampliación de sus servicios, como el de óptica, pago en las ventanillas del Inss, atención a mujeres embarazadas y mujeres con cáncer, entre otros.

El líder sindical llamó a los trabajadores a mantenerse firmes y cerrar posición alrededor de las propuestas del FNT.

Por su parte Santos López, secretario general de la confederación de sindicatos del Inss, dijo que todos los dirigentes sindicales y trabajadores de esa institución apoya la posición del FNT, que son mantener la edad de jubilación, la cuota definida del 6.25% y las 750 semanas de cotización, agregándole la estabilidad laboral para todos los trabajadores de la institución.

“Algunos sectores dicen que hay supernumerario, la verdad es que el Inss ha crecido en función de brindar un mejor servicio a la población. Aquí nosotros tenemos los centros de pago y ahí los días de pago, todos los trabajadores estamos en función de darle esa atención con calidad y calidez”, comentó.

Entre otros derechos que han sido restituidos a los trabajadores, Santos mencionó la atención a los pacientes con cáncer, el servicio de farmacia, atención a mujeres embarazadas, clínica laboral, entre otros.

“Nuestra posición es que no vamos a permitir que se nos menoscabe todos los beneficios que como trabajadores del Inss nosotros tenemos. No vamos a permitir ni un solo despido”, aseguró.