En el marco del proyecto de Fortalecimiento de la Evidencia Física para mejorar el acceso a la Justicia Penal, la tarde de este viernes 16 de agosto la Unión Europea entregó oficialmente equipos especializados de alta tecnología y nueva generación para el análisis criminalístico y forense al Laboratorio de Criminalística de la Policía Nacional.

Equipos tales como computadoras, periféricos y accesorios de informática, sistema automático de identificación balística, equipos de video-conferencia de alta definición, microscopios de alta calidad, cromatografos, entre otros, fueron algunos de los principales equipos que entregó la Cooperación Europea a la institución policial, con los cuales se pretende elevar la actuación profesional para el esclarecimiento de los delitos.

En el proyecto se invirtieron cerca de 6,1 millones de euros, de los cuales la Unión Europea aportó 5,3 millones, con una contrapartida del Gobierno de Nicaragua, a fin de tiene mejorar la seguridad jurídica del proceso de justicia penal en lo que compete a la eficiencia investigativa y la certeza legal con un mejor uso de la evidencia física.

“Hoy se hace realidad el sueño de la Policía Nacional. Y las familias nicaragüenses disponen de una herramienta científica eficaz para tener mayor acceso a la justicia al recibir este equipamiento especializado y de alta tecnología que la Unión Europea nos hace entrega esta tarde para el Laboratorio Central de Criminalística. Ahora si podemos decir que en Nicaragua tenemos el mejor laboratorio científico de criminalística de la región”, expresó la directora de la Policía Nacional, Primer Comisionada Aminta Granera Sacasa.

La jefa policial explicó que para concretar el proyecto de modernización del Laboratorio de Criminalística se contó con el apoyo y respaldo del Presidente de la República y jefe supremo de la Policía Nacional, Comandante Daniel Ortega Saavedra, quien los animó a buscar la cooperación y los respaldó con la contrapartida que le correspondía al Gobierno.

Granera resaltó la importancia del Laboratorio en el proceso de justicia del modelo procesal penal, dado que desde esa instancia de la Policía se suministran al juez e instancias judiciales las evidencias ciertas y creíbles, indubitables que les permitan emitir sentencias justas.

“Por eso se hacía necesario trabajar en la actualización, en la transformación y la modernización de nuestras técnicas y procedimientos de investigación criminal. Particularmente de las que se aplican en el Laboratorio de Criminalística”, añadió Granera.

Por su parte, Javier Sandomingo, Jefe de la Delegación de la Unión Europea para Nicaragua, felicitó a la Policía Nacional que a partir de hoy tendrá un instrumento de la mayor calidad para el cumplimiento de sus funciones de servicio a los ciudadanos de Nicaragua y a las instituciones que han participado en ese esfuerzo.

“El Laboratorio de Criminalística con el equipo que va estar dotado a partir de ahora es una pieza esencial para mejorar el acceso a la justicia penal y para mejorar la calidad de la misma justicia penal”, dijo el también Embajador de la Unión Europea en Nicaragua.

Sandomingo resaltó que además del equipamiento del Laboratorio, el proyecto incluye la capacitación de casi 8 mil funcionarios de Policía y otros agentes encargados de impartir justicia y contribuir a que se imparta justicia.

“Es una aportación muy significativa y muy importante al fortalecimiento de la Gobernabilidad Democrática. Nosotros creemos que la Policía es un elemento fundamental de la Gobernabilidad Democrática en estos tiempos y creemos consecuentemente que dotar a la Policía de los medios adecuados para hacer frente a sus altas responsabilidades es una contribución a la Gobernabilidad”, indicó el diplomático.

El Embajador de la Unión Europea señaló que este aporte es una reiteración del compromiso con la lucha por mantener en América Central y de forma particular en Nicaragua niveles aceptables de seguridad.