Con la presión de tener soga al cuello, tras perder los dos primeros juegos de la Final, los Indios del Bóer saltaron al terreno inspirados por los más de 10 mil aficionados que asistieron la noche de este viernes al Estadio Dennis Martínez, y el más contagiado de esa "magia" que sólo produce un juego de éste índole, fue el abridor de la Tribu, el derecho Edgard Ramírez.

"Siempre es muy especial lanzar en un juego así, especialmente cuando la gente está sobra cada uno de tus lanzamientos, y presionando en todo instante para que la victoria sea obligatoria", dijo el derecho, tras guiar al Bóer al triunfo de 10 carreras por 3, en el tercer juego de la Gran Final del Pomares.

Ramírez lanzó siete sólidos innings. Fue la gran figura en la victoria del Bóer, que nuevamente resurge, en cuanto a las posibilidades de ser Campeón, algo que se había disminuído luego de los dos primeros desafíos.

"Con la desventaja que teníamos, no podíamos darnos el lujo de perder", añadió el derecho. Mañana sábado vamos con todo, y pienso que emparejaremos la Serie".

El Bóer inicio ganando el desafio 2 carreras por 0, sin embargo, Ramírez aflojó un poco en el segundo episodio, y la ventaja se desapareció.

Sin embargo, un gran rally de 7 carreras en el tercer inning, le permitió a la Tribu adueñarse por completo de als acciones del encuentro.

"Es grandioso ganar de esta manera. Cuando hay buen pitcheo, gran bateo y una defensa hermética, no se puede fallar. Y lo disfrutas más cuando el equipo está urgido de victorias", dijo el mánager del Bóer Julio Sánchez, quien también le dió valor a la gran cantidad de fánaticos que llegaron a apoyar al equipo.

La victoria fue para Ramírez. La derrota para Elvin Orozco. Fulvio Delgado lanzó los dos últimos innings por los capitalinos.

El cuarto Juego de la Gran Final será mañana a partir de las 2 de la tarde, y Danilo Alvarez ha sido designado para abrir por el Bóer... La Costa Caribe aun no decide quien será el pitcher designado para sortear a la ofensiva India.