Al menos 12 personas han muerto en el inicio del llamado "Viernes de la Ira" en la localidad de Ismailia, al noreste de Egipto, durante enfrentamientos entre partidarios de los Hermanos Musulmanes y del gobierno de facto, según un balance del ministerio de Salud.

Pese a estos números, la "Alianza contra el golpe de Estado", una agrupación a favor de Mursi, afirmó que al menos 25 personas han muerto solo en la plaza Ramsés, en el El Cairo (capital), principal punto de encuentro de los manifestantes islamistas.

Fuerzas de seguridad confirmaron que cuatro defensores del depuesto presidente islamista Mohamad Mursi resultaron muertos en enfrentamientos con la policía en la Ismailia mientras que en la capital un agente de seguridad resultó muerto en una emboscada.

Los islamistas que participaron tras el rezo del viernes en la manifestación junto a la mezquita del barrio de Ramses increpaban a las personas que veían en las azoteas de las casas por temor a que pudieran tener armas y las dirigieran contra ellos.

Los manifestantes islamistas que se encuentran atrapados en un puente cerca de la estación de policía de Azbakeya en El Cairo se lanzan hacia la autopista para escapar, según se pueden observar en las gráficas publicadas por periodistas y activistas que se encuentran en la ciudad como la publicada por @Sarahcarr

El corresponsal de teleSUR en Egipto, Pablo Osoria, afirmó que “no solo en El Cairo hay enfrentamientos, sino también en otras localidades del país de las que se desconoce la cantidad de heridos y muertos”.

Los Hermanos Musulmanes convocaron a una multitudinaria marcha este viernes para protestar por la sangrienta represión en contra de los seguidores del derrocado presidente egipcio, Mohamed Mursi, después de que el Ministerio de Salud del país árabe elevó a 638 el número de muertos en los enfrentamientos del miércoles.

Osoria agregó que se han producido enfrentamientos en la plaza Ramsés donde cientos de manifestantes musulmanes están siendo dispersados con gases lacrimógenos por la policía y grupos de oposición al derrocado presidente Mohamed Mursi.

Hay tanques que están apostados en las cercanías de las plazas, informa Osoria quien reporta que se escuchan disparos, pero no se puede determinar si provienen de las fuerzas policiales o de los manifestantes.

Posteriormente Osoria añadió que las manifestaciones en la plaza Ramsés se producen enfrentamientos entre grupos a favor del gobierno de facto y los que apoyan al derrocado Mohamed Mursi.

"Unos defienden la salida de Mursi. Hay varias personas muertas y varias decenas de heridos. Unos apoyan este gobierno de facto y otros piden el regreso de Mursi. Es un enfrentamiento de pueblo contra pueblo", dijo.

Además de los 638 muertos, el Ministerio de Sanidad informó que los enfrentamientos dejaron cuatro mil heridos. Sin embargo, los Hermanos Musulmanes hablan de dos mil 200 muertos y más de 10 mil heridos, en la jornada más mortífera en Egipto desde la caída de Hosni Mubarak, en febrero de 2011.

Posterior a los enfrentamientos, el gobierno de facto decretó estado de emergencia durante un mes en el país y un toque de queda que entró en vigor en la mitad de Egipto desde el martes a las 19H00 (17H00 GMT) a las 06H00 (04H00 GMT).