El sector camaronero nicaragüense se dio cita en el Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR) para preparar a Nicaragua y evitar que entre al país la enfermedad del camarón, conocida como síndrome de mortalidad temprana del camarón, la que ha provocado grandes pérdidas en el continente asiático, expresó el ministro Ariel Bucardo.

El compañero Bucardo manifestó “nos reunimos con técnicos, con granjeros de camarones, con organismos internacionales como OIRSA, con expertos de la universidad y con expertos internacionales porque nos tiene un poco preocupados la aparición de la enfermedad del camarón que está afectando en Asia”.

“Tenemos que proteger una de las industrias más importante que tenemos en el país y por eso tenemos este encuentro con expertos para que nos expliquen los riesgos y las medidas a tomar para que esta enfermedad en el camarón no entre a Nicaragua”, añadió el compañero Bucardo.

“Estamos viendo lo que tiene que ver con medidas sanitarias, temas cuarentenarios en granjas, cómo cuidamos al país para que no vengan de Asia camarones que nos puedan afectar, porque esta enfermedad que los técnicos afirman que aún no está muy investigada, ha exterminado granjas enteras en países como Vietnam, Tailandia, Indonesia, China y Malasia”, agregó el ministro del Magfor.

Orientación de cuidar el sector

Recordó que en Nicaragua esta industria ha exportado productos de camarones por valor de unos 106 millones de dólares al año, por lo cual hay que cuidarlo, protegerlo y fomentarlo, a la par que destacó que este viernes viajarán a una granja camaronera en Puerto Morazán, Chinandega, donde harán un simulacro al respecto por si se llegara a presentar esta situación.

Aseguró que la enfermedad afecta fundamentalmente a la larva o a camarones tiernos, no tanto en los camarones adultos, pero eso puede dañar la base de cualquier camaronicultura.

Destacó que hasta el momento “la enfermedad no se ha reportado en ninguna parte más que en Asia pero tenemos que protegernos, en ese sentido hemos orientado no hacer ninguna importación de productos de este tipo del continente asiático y así evitar que el país se nos vaya a contaminar y nos provoque problemas en la economía, el empleo y en el crecimiento de esta producción camaronera”.

Impesca alerta ante la situación

Entre tanto, Danilo Rosales, vicepresidente ejecutivo de INPESCA, dijo que las orientaciones de nuestro presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo es estar atentos a cualquier situación que suceda o amenace con la seguridad, la soberanía o la producción.

En este caso destacó que esta enfermedad que se llama síndrome de la muerte temprana del camarón, inició desde el año 2009 en Asia, especialmente en Viet Nam, China, Indonesia, Tailandia, Malasia, donde los efectos han sido muy duros, afectando las larvas y al camarón juvenil, a quienes no deja crecer y se mueren.

Aseguró el compañero Rosales que Nicaragua tomó medidas de que no entre al país producto pesqueros procedentes de Asia, se han puesto controles fronterizos a medios que transporte este tipo de producto para evitar que esta enfermedad que afecta al camarón de cultivo, entre a Nicaragua.