La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua, dio la bienvenida a los hermanos y hermanas que han llegado a Nicaragua para las Elecciones de este fin de semana.

“Y así nosotros hoy hemos dado la bienvenida a nuestra Nicaragua ya a estas alturas 220 hermanos y hermanas, entre periodistas, acompañantes, amigos que nos vienen a acompañar, valga la redundancia, en estos días de ratificación de la paz”.

Se preguntó la Compañera Rosario: “¿Qué es la paz?, es la libertad, es la dignidad, es la fraternidad, lo que estamos ratificando en estos días, es la soberanía y la dignidad nacional lo que se ratifica en estos días, que ratificamos todos juntos, porque aquí es el pueblo el que triunfa, con ese espíritu laborioso, tesonero, admirable, que cada día amanece construyendo y forjando el futuro, espíritu formidable del pueblo nicaragüense”.

Soberanía y paz, soberanía, familia, comunidad, soberanía, prosperidad, soberanía que hacen los triunfos de todos los días, triunfos del amor, porque como comunidad cristiana, como familias genuinamente cristianos y solidarios, sabemos que es con el amor que todo puede que vencemos”, promulgó.

Se refirió al lunes 8, reflexionando ¿Cuánto sabremos ese día? Cuánto de éxitos, de buenos resultados conoceremos esos días, ese día, domingo, el mismo lunes, porque el éxito no es de nadie en particular, es del pueblo de Nicaragua que camina con el sol que nos ilumina y que nunca declina”.

“Éxitos del pueblo, es lo que estamos viendo, un proceso que se ha desarrollado en paz, tranquilo, cumpliendo con las normativas de una complicación mundial, como es esta pandemia, pero además que nos llena de orgullo a todos, porque estamos revalidando y validando nuestra convicción democrática, es la democracia es la que se expresa y no solo en las urnas, las urnas es un momento y un evento, es en la vida cotidiana.

Se refirió a las mujeres, “cuánto hemos avanzado las mujeres en nuestra Nicaragua, estaremos y estamos expresando nuestra voluntad, eso es lo que se expresa, nuestra voluntad soberana, pero además trabajamos y debemos seguir trabajando para que todos los días sean de protagonismo democrático y complementario de todas las familias y de las mujeres que tanto hemos crecido, avanzado y que tanto nos ha costado estos tiempos en los que somos de verdad el 50 por ciento y más de mujeres luchadoras, reconocidas con poder, participación en espacios de decisión verdaderos, y cuánto orgullo sentimos de todas esas luchas y de estas luchas de hoy”.

Señaló que en efecto, cada tiempo tiene su modalidad de lucha. “Estamos luchando y Dios mediante seguiremos venciendo, ratificando la paz, la democracia, porque esa es la victoria, la paz, la democracia, la seguridad, la estabilidad, la concordia nacional”, reiteró.