Ese cobro se estaba haciendo a miles de nicaragüenses que retornaban al país para estar con sus familiares, los que pagaban esa especie de peaje, añadió la radio.

La Presidencia conoció de esta situación indebida, por lo que de manera inmediata ordenó la suspensión de este cobro para todo aquel que transite por estas carreteras de nuestro país.