En un encuentro sostenido con el sector empresarial del país, en especifico con la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Amcham), el vocero de HKND Group, Ronald MacLean-Abaroa, presentó y expuso el proyecto del Gran Canal de Nicaragua, el que ha sido calificado por el mismo MacLean-Abaroa como una oportunidad histórica para que Nicaragua salga de la pobreza.

El representante de la HKND Group destacó la importancia que reviste la construcción de canal en Nicaragua, dadas las circunstancias del crecimiento y desarrollo del comercio internacional en cuanto a volumen y valor, por lo cual se hace necesario contar con un segundo canal en la región.

MacLean-Abaroa señaló que se está en proceso y se ha iniciado la fase de estudio de factibilidad, algo en lo que tiene mucha confianza el señor Wang Jing, se ha enviado a 50 personas de diferentes países a explorar, se ha conformado una empresa y se ha adoptado estructuras bajo normas de transparencia y apertura empresarial.

“Esta es una gran oportunidad histórica, pero muy difícil”, dijo MacLean-Abaroa al hacer énfasis en que el mismo permitirá la generación de empleos en diversos sectores y que impulsará el desarrollo de infraestructura en Nicaragua como aeropuertos, carreteras y puertos.

El vocero de HKND detalló que actualmente está en proceso la selección de la ruta que tendrá el Gran Canal de Nicaragua, en la cual se tomará en cuenta el impacto técnico, ambiental y social de las diferentes alternativas y que está en proceso el estudio de factibilidad.

“Ese proyecto se va a llevar adelante en la medida que sea un beneficio neto, y eso en los estudios de impacto ambiental se van a ver, pero aquí vienen los expertos a decirnos cómo vamos a mitigar, como vamos a remediar y cómo vamos a contrastar aquello y tendremos que poner un costo beneficio para poner una balanza y decir, bueno ver si se puede seguir adelante o no, porque si no, si hay un daño ambiental no hay empresas, no hay capital que vengan a invertir cuando hay riesgo ambiental hoy en día”, resaltó MacLean.

Instó a los empresarios a que en Nicaragua se logre un consenso alrededor de este proyecto, porque no es un proyecto de un gobierno, es un proyecto del país, un proyecto a largo plazo que va a transformar el país y uno de los elementos importantes es que exista un nivel de coherencia, de corrección de riesgo en el propio país para que se pueda convencer a la gente a invertir en Nicaragua.