Emocionada, con la voz entrecortada y llorando de felicidad, la protagonista Jamileth Bravo Castro recibió su vivienda digna, gracias al buen Gobierno Sandinista, a través de la Alcaldía de Managua, y con el apoyo del pueblo hermano y gobierno de Taiwán.

Doña Jamileth se mostró agradecida con Dios, con el Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, por el hogar que le dieron a ella y a sus hijos; también agradeció el gesto humanitario del hermano pueblo y gobierno de Taiwán.

La compañera Jennifer Porras, secretaria del Concejo Municipal de la Alcaldía del Poder Ciudadano de Managua, dijo que siguen haciendo realidad los sueños de las familias en la capital, con la entrega de viviendas dignas.

vivienda

El Programa de Viviendas Solidarias, gracias a la solidaridad del pueblo hermano y Gobierno de Taiwán; y gracias a esas políticas y estrategias que muy sabiamente nuestro Comandante Daniel y la Compañera Rosario conducen en esta etapa de la Revolución, hemos podido nosotros transformar vidas, hemos podido acompañar este proceso desde su nacimiento”, valoró.

Aseguró que las viviendas dignas les cambia la vida a las familias y, pueden vivir de manera segura en un hogar que presta las condiciones sanitarias.

Dio a conocer que con la vivienda digna de doña Jamileth, ya son 24 viviendas las que han entregado en el barrio Rubén Darío, en Managua.

vivienda

Por su parte, el señor Iván Lu, en representación de la embajada de Taiwán, expresó sentirse contento con la entrega de la vivienda digna a una familia humilde de la capital.

“Nos sentimos muy orgullosos de tener esa oportunidad de acompañar en este proyecto, porque sabemos que es un proyecto que ha traído alegría y mucho beneficio para la gente más vulnerable”, resaltó.

Manifestó que la vivienda digna es un proyecto que la embajada de Taiwán en Nicaragua, ha dedicado recursos para alegría y satisfacción de las familias más humildes de la capital.