Alberto Vega, representante de la empresa Environmental Resources Management (ERM), ante el empresariado nicaragüense reunido en un hotel capitalino, patentizó el intenso trabajo que realiza su grupo en torno a los estudios de factibilidad que determinarán la viabilidad de un Gran Canal Interoceánico por Nicaragua.

Vega, un biólogo y ecólogo, con muchos años de experiencias en diseñar, coordinar y ejecutar proyectos ambientales en más de 40 países del mundo, habló de la empresa ERM, de su historial técnico y de los diversos proyectos que realizan en Nicaragua desde hace un buen tiempo.

ERM es una empresa de prestigio mundial que fue contratada por el grupo HKND, concesionario del proyecto del Gran Canal Interoceánico. Este martes junto al vocero de HKND Ronald MacLean-Abaroa, conversaron con los empresarios aglutinados en AmCham.

Precisamente a estos empresarios, Vega indicó que se está trabajando con técnicos y profesionales de muchos años de experiencia en diseñar estudios de factibilidad. Esta empresa realizó los estudios de impacto ambiental que fueron tomados en cuenta para la ampliación del Canal de Panamá. También ha trabajado en proyectos hidroeléctricos y otras megas inversiones que requieren estudios ambientales para su ejecución.

Con muchos años de presencia en Nicaragua

Vega informó que su empresa tiene presencia en Nicaragua desde hace muchos años y actualmente realiza estudios de impacto ambiental en Managua, particularmente medidas de adaptación al cambio climático. También ha trabajado en proyectos de agua potable en Puerto Cabezas y en estudios financiados por el Banco Mundial.

"ERM es la firma líder en temas de factibilidad a nivel mundial, nos especializamos en lo que son impacto ambiental, social y los aspectos de salud y seguridad ocupacional y otros riesgos que pueden afectar o reducir la factibilidad de los grandes proyectos de inversión”, dijo Vega.

En el caso particular del Gran Canal Interoceánico en Nicaragua, manifestó que tienen mucha experiencia de trabajo, por lo que su labor será muy profesional en el sentido de señalar las diferentes variables ambientales que permitan ejecutar este mega proyecto.

“Tenemos mucha experiencia en canales y puertos, el caso más típico o el más importante en el mundo, Ronald lo mencionó recientemente, estamos trabajando en el Canal de Panamá (…) también hemos trabajado en otros canales, hemos preparado el estudio de impacto ambiental par el canal que conecta el mar rojo con el mar muerto”, indicó.

Les patentizó a los empresarios que han trabajado en proyectos más grandes de desarrollo de infraestructura y otras relacionados con temas de desarrollo minero.

ERN tiene 120 oficinas en unos 40 países localizados en Europa, Asía, Estados Unidos, América del Sur y naciones árabes. Factura un promedio de 800 millones anuales, según las cifras expresadas por Vega.