Un simulacro de terremoto en el que participaron la Defensa Civil, la Alcaldía de Managua, los Comités de Barrios para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (COBAPRED), Gabinetes de la Familia, Juventud Sandinista y la comunidad, se desarrolló con éxito en el Distrito VI de Managua.

Durante el ejercicio demostrativo, los pobladores del barrio la primavera, dueños de pequeños negocios, empresarios, autoridades y vecinos de los barrios cercanos, vieron la movilización de la comunidad y la actuación de los equipos de salvamento, búsqueda y rescate, en lo que fue un sismo de más de 5 grados que afectó a la capital.

El Teniente Coronel Andrés Rizo, miembro del Estado Mayor de la Defensa Civil, explicó que durante varios meses se trabajó en coordinación con las autoridades municipales para fortalecer la organización comunitaria y capacitar a los COBAPRED y brigadas locales de respuesta, de al menos 14 barrios del Distrito VI de Managua.

“Hemos trabajando en crear fortalezas en las estructuras territoriales y fortalezas institucionales. Aquí hemos trabajado de manera coordinada y en cooperación con las empresas de la zona”, precisó Rizo.

La hipótesis de la situación que se planteó para la realización del simulacro, partió de una alerta verde decretada por el gobierno, para que la población actuara luego de un fuerte sismo que se registró en Xiloá, el cual fue producido por un enjambre sísmico que se estaba presentando frente a las costas del pacifico centroamericano.

En el barrio hay 733 viviendas en riesgo donde habitan 800 familias (4 mil 967 personas), señalaron las autoridades.

En cuanto a la participación de la población en ejercicios demostrativos, Rizo valoró que la población está anuente a acatar las recomendaciones de las autoridades ante la ocurrencia de sismos o terremotos.

“Eso es un gran avance porque en la medida que la población conozca que ante un terremoto tiene que auto protegerse, auto evacuarse hacia lugares seguros y posteriormente aguardar en esos lugares esperando orientaciones de las instituciones de gobierno encargadas para esto, eso es un gran avance que se ha venido desarrollando en nuestro país y fundamentalmente aquí en Managua donde la población conoce los niveles de riesgo y la amenazas”, destacó.

“En base a eso viene la preparación y acciones dirigidas a reducir los factores de vulnerabilidad ante ese tipo de amenazas”, agregó Rizo.

Por su parte la población calificó como muy importante la realización de simulacros y otras acciones que fortalezcan las capacidades comunitarias para enfrentar las emergencias.

Corina Juárez, una habitante del barrio La Primavera, indicó que “es muy importante participar ya que este simulacro nos hace ver meramente qué posibilidades hay de los riesgos que se pueden correr y cómo evacuar a las personas. La idea es informarnos como comunidad ante los desastres de terremoto”.

Mayra Miranda, madre de familia, dijo que “para mí es muy importante porque nuestro gobierno está preocupado siempre por la vida de todos los ciudadanos. Es una forma de conocer cómo vamos a actuar en un caso de una emergencia. Para mí es muy importante que toda la población tengamos estos conocimientos para ponerlos en práctica, en una necesidad”.

Finalmente la joven Ivania Ramírez consideró que el simulacro es un entrenamiento para estar preparados ante cualquier desastre.

En el simulacro participaron 15 miembros de los COBAPRED, 10 miembros de la brigada local de respuesta, el Minsa, el Mined, Cuerpo de Bomberos y la Policía Nacional.

El ejercicio demostrativo se realizó en el marco del proyecto “Fortalecimiento de las capacidades locales para enfrentar y reducir el riesgo a desastres en el Distrito VI de Managua – DIPECHO VIII, que ejecuta ACSUR Las Segovias y es financiado por el departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) de la Comisión Europea.