“Declaración Pública del Observatorio Internacional Radomiro Tomic”, desde Chile, en apoyo a Nicaragua y al actual Proceso Electoral.

 

Por cierto, dirigentes políticos, gobiernos e instituciones de otros países, siempre sumisos a los dictados norteamericanos, se han sumado a esta catarata de alegatos y declaraciones, con absoluto irrespeto a los Principios de la Carta de las Naciones Unidas - No Intervención en los Asuntos Internos y Autodeterminación de los Pueblos -, e incluso, los Principios de la Carta de la cuestionada OEA. 

En Chile, aparecen algunos actores seguidores de la política externa norteamericana hacia Nicaragua, haciéndose cómplice y apoyando la constante violación y no aplicación del Derecho Internacional, con reiteradas Medidas Coercitivas Unilaterales - rechazadas por la Asamblea General y por el Consejo de Derechos Humanos, de la ONU-, en contra del  pueblo de Nicaragua.

Se argumenta sobre el encarcelamiento y/o persecución a unos supuestos pre candidatos y/o deseosos de haber sido candidatos. Una vulgar falacia. Todos y todas quienes están siendo acusados por el Ministerio Público, desde hace varios meses y hasta ahora, nunca lo fueron, dentro de las fechas contempladas para las inscripciones legales de candidaturas, en un calendario electoral, ampliamente conocido, difundido y publicado, oportunamente.

Todos y todas los y las acusados/as - siempre en investigaciones y procedimientos abiertos al conocimiento del Pueblo y de los medios de comunicación, por parte del Ministerio Público, a través de Comunicados (https://ministeriopublico.gob.ni) - lo son en función de muy graves delitos, a comprobar en procesos judiciales, contemplados en la Ley N° 1055 (Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, dictada por la Asamblea Nacional, en Managua, el 21 de diciembre de 2020), y en el Código Penal de Nicaragua, en la especie, Artículos 282, 410 y 412, como parte de su sistema de justicia penal y en cumplimiento del ordenamiento jurídico nicaragüense, como es obvio.

La Nicaragua ciudadana, económica y popular, continúa recuperada ya la paz después de los criminales actos e intentos contrarrevolucionarios, del mes de abril de 2018 y siguientes semanas, con crecimiento y desarrollo económicos, y luchando por su real soberanía alimentaria - bien reconocidos y registrados por la CEPAL y la FAO, entre otros organismos internacionales -, aún en medio de la pandemia de la Covid-19, enfrentada con su consistente y bien estructurado sistema público de salud.   Simultáneamente, pone en práctica una política exterior soberana e internacionalista, con plena inserción internacional, regional y subregional centroamericana, participando con voz digna e independiente en los organismos internacionales, y con plena autonomía en sus decisiones relativas a sus relaciones bilaterales, privilegiando, soberanamente, sus vínculos con Cuba, Venezuela, Federación de Rusia, entre otros, pero, además, también los tiene con Chile que, cuenta con Embajador residente en Managua, el diplomático Francisco Sepúlveda. Sin embargo, nuevamente, la Política Exterior del actual gobierno, mancilla nuestras mejores tradiciones de Principios, incursionando en los asuntos internos de Nicaragua, al suscribir el miércoles 22 de septiembre de 2021, con Canadá, Colombia, Ecuador, EE.UU., Francia, Reino Unido y República Dominicana, una Declaración Conjunta, totalmente injerencista e intervencionista, la cual debe ser denunciada y rechazada, completa y políticamente.

En su manuscrito “Cacería de Sandino”, nuestra poetisa universal Gabriela Mistral, y pionera internacionalista en Nuestra América, escribió: “Mister Hoover ha declarado a Sandino “fuera de la ley”. Ignorando eso que llaman derecho internacional, se entiende, sin embargo, que los Estados Unidos hablan del territorio nicaragüense como del propio…” “Lástima grande que la cabeza enlodada del herrero que la Prensa yanqui llama de “bandido” sea, por rara ocurrencia, una cabeza a la cual sigue anhelante el continente donde vive toda su raza y una pieza que desde Europa llaman de héroe nato y de criatura providencial los que saben nombrar bien.”

Finalmente, en 2021, hoy, en la hora presente, recordamos a Augusto César Sandino:

 “Mi espada defenderá el decoro nacional y dará redención a los oprimidos

Mientras Nicaragua tenga hijos que la amen, Nicaragua será libre

 

 

Aliro Bocaz                           Gabriel Pozo                    Hugo Cárdenas

 

Héctor López                      Horacio Atenas                      Rosa Arenas