El trabajo realizado por 40 estudiantes de las Escuelas de Valores, que promueve el Ministerio de la Familia, culminó con una ceremonia donde les entregaron diplomas a los adolescente tras concluir el curso que tuvo una duración de ocho meses.

El acto de promoción se llevó a cabo en el auditorio de la delegación del Ministerio de la Familia, ubicado en el Distrito I, de Managua.

Katherine López Laguna, analista en Atención Familiar del Distrito I del Ministerio de la Familia, dio a conocer que realizaron un buen trabajo sobre las Escuelas de Valores para Adolescentes.

“En función para que los muchachos que están con nosotros el día de hoy, nos van acompañar porque van a recibir sus diplomas de formador de formadores”, comentó.

Mencionó que fueron 12 temas los que recibieron los adolescentes, para hacer un cambio de vida en beneficio propio, de la familia y la comunidad.

“Conociendo mi cuerpo, y un sinnúmero de temas que con ellos se formaron; eran jóvenes que formaban a otros grupos de la misma edad entre los 6 y los 12 años, y adolescentes de 15 a 19 años de edad”, detalló.

Función de las Escuelas de Valores

López explicó que las Escuelas de Valores para Adolescentes están en función para que los muchachos puedan conversar entre ellos mismos, como equipo.

“Porque también tenemos las Escuelas de Padres. En este caso, nuestro ministro, nuestro gobierno quieren que los adolescentes trabajen con adolescentes, de la mano; que ellos mismos puedan conocer sus funciones como jóvenes, conociendo mi cuerpo, interactuando entre ellos mismos”, señaló.

Manifestó que como Ministerio de la Familia del Distrito I, le dan el acompañamiento a los adolescentes, y en esta ocasión, entregaron diplomas a muchachos de los barrios: Memorial Sandino, Jorge Dimitrov y Francisco Meza.

Indicó que el próximo año los cursos arrancan de lleno, porque este año era un estudio de ver cuántos jóvenes se iban empoderando en las diferentes temáticas impartidas.

“Tenemos muchos jóvenes que se han fortalecido en el hogar, por eso les digo, el Ministerio de la Familia trabaja de la mano, sobre la armonía para que nuestros padres, para que nuestros niños fortalezcan los valores, la comunicación, el respeto, la tolerancia en la comunidad, en la casa, en la familia, con el abuelo, con el adulto mayor, con el papá”, resaltó.

La adolescente Marling Dumas, del barrio Jorge Dimitrov, expresó que las charlas que les brindaron le han ayudado en su cambio de vida, como el cuido de su cuerpo.

“Ese es un tema muy interesante, porque nos vamos conociendo nosotros mismos, nos vamos desarrollando y también en el autoestima”, comentó.

Mencionó que también recibieron charlas del noviazgo en la adolescencia, “porque también muchas veces hay noviazgos tóxicos que tal vez te están manipulando y eso tiene que ir cambiando”, señaló.

Reiteró que las charlas han cambiado su vida, en la familia, en el colegio y la comunidad.