Con el objetivo de dinamizar la labor parlamentaria, los diputados aprobaron una reforma a la Ley Orgánica de la Asamblea Nacional que entre otros temas elimina el receso parlamentario que tomaban los legisladores a mediados de cada año.

Otro punto aprobado en la reforma está relacionado a las convocatorias a sesiones ordinarias que establecía un periodo de 48 horas, pero ahora podrán hacerse con 24 horas de anticipación.

"Esta reforma a la ley orgánica trata de dinamizar en una sociedad de cambios tan dinámicos este parlamento y evitar toda la burocracia que se tiene por ley", dijo el coordinador de la bancada del FSLN, diputado Edwin Castro.

Con esta reforma ahora el trabajo parlamentario iniciará desde el 9 de enero de cada año y concluirá el 15 de diciembre, quedó eliminado el periodo de 45 días de receso parlamentarios que ocurría entre julio y agosto.

De igual manera, la reforma establece que las cuatro sesiones ordinarias estarán divididas en meses y no en tiempo, de tal manera que la primera debe ocurrir entre enero a marzo, la segunda de abril a junio, la tercera de julio a septiembre y la cuarta de octubre a diciembre.

"Las sesiones plenarias podrán ser los días hábiles, igual que las reuniones de comisiones, tratando de mantener la alternatividad las sesiones de plenario y de comisiones, pero no obligatorio ya que pueden haber dos semanas de sesiones plenarias seguidas, la ley ya no limita a la necesidad que tenga esta asamblea", dijo Castro al explicar el espíritu de la reforma.

Castro explicó que en la reforma se adiciona a las suspenciones de escaños temporales el período de juicio que tenga un diputado una vez que el plenario le suspenda su inmunidad. Esta reforma entrarán en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Diario Oficial.