La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, destacó la Misa Comunitaria por la soberanía de Nicaragua que se realizó en Nueva York el fin de semana, en ocasión de la 76 Asamblea General de Naciones Unidas.

Destacar una extraordinaria Misa Comunitaria, solidaria y llena de esperanza, allá en Nueva York, en ocasión de la 76 Asamblea General de Naciones Unidas, en la Iglesia Santa Cruz”, resaltó.

Ahí participaron hermanos, hermanas de la solidaridad con nuestro pueblo y ahí se oró por esta Nicaragua, bendita, soberana. Por la Soberanía de Nicaragua, añadió sobre el evento que captó la atención internacional.

Por el bienestar de nuestro pueblo, por la concordia que avanza, y por la lucha que Dios bendice, una lucha que estamos librando contra la pobreza y por el bienestar y la prosperidad, todos unidos, de las familias nicaragüenses”, subrayó.

El lema Autonomía, Libertad, Solidaridad frente a las sanciones; sanciones dice ellos, como que si fuéramos niños que castigan con sus látigos, cuáles látigos, aquí hay un pueblo valiente, digno, el pueblo de Darío y de Sandino, se lo decimos a los que creen que imponiendo esas medidas ilegales, que van contra el derecho internacional, nos intimidan, no”, dijo.

“Sabemos quiénes son, qué han sido, cómo se han conducido a lo largo de la historia, pero también sabemos que contra esas medidas, hay que luchar, hay que combatir y hay que llenarse de fuerza, de solidaridad y esperanza, porque en el mundo, mientras más y más libremos las batallas de la justicia y la paz, más rápido avanzaremos contra los enemigos de la concordia, los enemigos de la libertad, los enemigos de la esperanza, los enemigos de los pueblos libres del mundo”, advirtió.