El Dr. Carlos Argüello, representante de Nicaragua ante La Haya, expresó que las demandas y pretensiones territoriales de Costa Rica no tienen base, a la vez que señaló a este país de ubicarse al lado de Colombia, en detrimento de Centroamérica, que a través de los juicios ganados por nuestro país en el tribunal internacional, está recuperando mares que habían sido usurpados.

Por otro lado, Arguello se refirió a las pretensiones del gobierno colombiano, las cuales intentan iniciar un nuevo proceso limítrofe, el cual coincide con la demanda de Costa Rica, quienes están utilizando argumentos similares a los puestos en práctica por el gobierno colombiano.

“Existe una sentencia de la Corte Internacional que no admite recurso, Colombia no puede variar lo dicho por la Corte. Costa Rica por su lado está viendo qué beneficios puede sacar de esta situación, en vez de haber apoyado a nuestro país en este afán de recuperar mares que son centroamericanos. Costa Rica se ha hecho a la par de los colombianos. Ahora que Nicaragua ha ganado esta demanda, Costa Rica descubre que puede tener pretensiones más amplias, obviamente sin respetar a nuestro país” manifestó.

“La demanda de Costa Rica y sus pretensiones no tienen ninguna base y demuestran que son de verdadero interés político, la esperanza que aún conservo es que en un futuro haya en Costa Rica gente pensante que regrese las cosas y las encauce a su origen”, añadió.

De igual manera, el especialista se refirió a la atención y a la voluntad del gobierno nicaragüense en función de los manglares que se ubican en la zona que le fue otorgada a nuestro, en la que pretenden garantizar la conservación de cada uno de los recursos naturales existentes.

“Nicaragua ha venido respetando cada una de las reservas que se encuentran en el territorio en litigio, lo único que se le manifestó a Colombia fue debe existir un diálogo para acordar el tratamiento que se le puede dar a este lugar, ya que es prioridad de este gobierno preservar los recursos naturales”, finalizó.

Por otra parte, el experto en derecho internacional, durante un acto de reconocimiento a sus labores a favor de la soberanía del país, destacó el apoyo recibido por parte del Gobierno Sandinista desde la primera etapa de la revolución, así mismo señaló los vejámenes a los que muchas veces son sometidos los pueblos del mundo por parte de los grandes capitalistas que pretenden crear inestabilidad en las naciones.

“Me siento muy agradecido con la Revolución Sandinista quien dio nuevos horizontes para los nicaragüenses, ya que este proceso revolucionario me dio la oportunidad de trabajar y concretar mi educación con eminentes profesores. En estos tiempos en los que la soberanía como atributo fundamental del Estado está en plena crisis, más aún cuando se desatan atentados de guerras permanente para pretender tener autoridad en cualquier parte del mundo, la única defensa es exigir el respeto al derecho internacional público”, finalizó.