El historiador Aldo Díaz Lacayo, Doctor Honoris Causa en Humanidades, en entrevista a la cadena TeleSUR, expresó que en el contexto de la celebración del Bicentenario de Centroamérica, en particular Nicaragua, desde la conquista viene en la lucha contra los imperios.

Dijo que en Nicaragua se está conmemorando el Bicentenario de la Independencia de Centroamérica, con mucha prudencia y de una manera cívica, porque Nicaragua en este momento es víctima de una agresión brutal, que ha resistido con valentía.

Hay un elemento concretamente en Nicaragua, que debo subrayar, nosotros los nicaragüenses nacimos a la historia occidental con una unidad tribal, con una identidad territorial, porque probablemente en Nicaragua, es el único territorio de posesión española que cuando llega el conquistador las tribus principales se unen para combatirlos y logramos echarlos del territorio”, aseguró.

Sandino derrotó a los yanquis

El doctor Díaz destacó que Nicaragua nunca ha dejado de luchar contra la invasión extranjera.

Tenemos varios ejemplos, pero solo te voy a citar uno, Sandino”, le comentó al periodista de TeleSur.

Indicó que Sandino derrotó a los yanquis militar y psicológicamente; y Nicaragua ha luchado constantemente a lo largo de la historia contra los invasores extranjeros de toda índole.

Nosotros no podemos conmemorar la independencia, porque esa conmemoración está impuesta por los pro monárquicos que hablan del norte”, expresó.

Agregó que desde hace 199 años “tenemos una celebración cívica, no tenemos una conmemoración histórica, son completamente distintas”.

Aseguró que la verdadera independencia fue la del 1 de julio de 1823, que es el primer decreto que lanza la Asamblea Nacional, cuando se constituye la República Federal de Centroamérica.

Explicó que en el caso concreto de Centroamérica y México, siempre estuvieron dominados por las clases pro imperiales, hasta 1823 , cuando se fundó la república federal de Centroamérica, la que duró 10 años, y luego se volvió para atrás.

Dijo que España y Europa siguen viendo a los pueblos de América como colonizados.

No somos colonia, pero nos ven como colonizados, ese es un problema grave, ahora en el caso concreto de los intelectuales, de los historiadores alternativos en América Latina y del Caribe, nosotros empezamos a cambiar el enfoque de historia convencional, a partir de 1992”, recordó.

Concluyó que el neo coloniaje actual se expresa como hace 500 años.

La explotación más absoluta, la dominación más absoluta, la dependencia más absoluta, lógicamente, el robo de nuestras riquezas, provocando la incapacidad de respuesta por parte de los países”, comentó.