El alcalde de Nueva York (noreste de EEUU), Michael Bloomberg dijo este miércoles en una rueda de prensa, que esta ciudad podría declararse en bancarrota, tal como lo hizo Detroit (noreste) el mes pasado.

Bloomberg, quien pronto dejará su cargo advirtió a su sucesor que Nueva York podría caer en quiebra si no logra controlar a corto plazo los gastos provisionales y sociales.

El alcalde resaltó que esa entidad “no es la única, muchas ciudades en todo Estados Unidos deben enfrentar la perspectiva de que las pensiones serán una porción cada vez más sustantiva de su presupuesto. Y Nueva York no es la excepción”.

Sostuvo que en el año fiscal 2009, los costos de las pensiones en esta ciudad aumentaron a 6.3 billones de dólares desde los 1.4 billones del 2002.

Recordó que Chicago (Illinois, este), despidió a unos dos mil docentes y empleados escolares el mes pasado debido al incremento de su gasto provisional.

Las autoridades de esta entidad confirmaron este martes un déficit financiero de 369 millones de dólares en el presupuesto operacional para 2014 y se activó la alerta ante un posible escenario similar al de Detroit.

Phoenix (Arizona, suroeste) y Jacksonville (Florida, sureste) también están en la mira de la quiebra, pues como las otras solo cuentan con cerca de 60 por ciento del capital necesario para saldar sus pagos a jubilados o trabajadores activos.

El pasado 18 de julio, la ciudad de Detroit, (medio oeste) se declaró en bancarrota y solicitó amparo legal ante su incapacidad de mantener la creciente deuda que posee y a la población ante la fuerte crisis industrial que atraviesa.