La Vicepresidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, resaltó el patriotismo del pueblo nicaragüense, en vísperas del inicio del mes Bicentenario.

"Estamos ya a las puertas del mes Bicentenario. Bicentenario de la primera Independencia y ratificando todos juntos, todos los días que vamos adelante hacia nuestra definitiva independencia. Nuestra historia heroica, Patria Libre Luminosa y Victoriosa. Nuestra historia, esa que seguimos construyendo con la fuerza de un pueblo que vence. Soberanía en nuestra tierra, soberanía que escribimos todos los días con letras grandes, soberanía que no es con tinta, sino con sangre que hemos suscrito, defendido, ratificado a lo largo de la historia con las palabras sagradas del más grande héroe de las Segovias. Esta nuestra soberanía no la discutimos, nada más la defendemos", expresó.

"Y aquí dice el Himno del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional en otra versión de una personalidad de Nueva Segovia:

Yo soy de los defensores que con sangre y no con flores

luchamos por conquistar nuestra segunda independencia que traidores sin conciencia han querido profanar.

Es mi Patria, la Sultana, Centroamericana de los lagos y el pinar.

Yo no quiero ser esclavista del nórdico expansionista que nos viene a asesinar.

En el siglo de las luces los combates de las Cruces, Telpaneca y Ocotal,

así como en Santa Clara, ahí donde cara a cara vencimos al invasor.

Estas páginas de gloria las recogerá la historia para otra generación.

Pueblo hermano, soberano, despierta, dame la mano, llegó nuestra liberación.

 

Soy el noble guerrillero, terror del filibustero que nos pretende humillar.

Más fue suerte del destino que Augusto C. Sandino nos viniera a libertar

y empuñando su bandera, su bandera rojinegra, por doquiera defendemos como defendimos a la nación.

Por eso, Patria Querida, yo por ti daré la vida, por salvar mi pabellón.

Soy el pinolero altivo que rechazo al punitivo morfinómano invasor.

Soy azote de traidores que amarguras y dolores han causado a la nación.

Soy feroz en el combate y sin temor al embate que doblega o quiere doblegar la razón.

Por eso mi corazón henchido de patriotismo sanciona la traición".

La compañera Rosario comentó que "esta es otra versión que ayer recibimos de una personalidad de allá de Ocotal, Nueva Segovia, porque todos somos defensores, todos somos defensores de esta patria donde con sangre y no con flores, hemos luchado y seguimos luchando para conquistar nuestra segunda independencia, ahí lo dicen, esa segunda independencia, esa independencia nuestra, esa soberanía nuestra que traidores sin conciencia han querido profanar".

Dijo que "tenemos que seguir dando a conocer todas estas letras gloriosas que reflejan lo que somos, guerreros de luz, guerreros de gloria, guerreros con historia, guerreros del amor patrio, del amor y la esperanza en esta Nicaragua bendita, de familia, de comunidad, de fe y valores, de cristianismo verdadero, esta patria siempre, siempre libre. Recordemos lo que tiene de gloriosa nuestra historia porque somos así. Y no hace falta recordar porque vivimos esta historia gloriosa de trabajo, de soberanía que se escribe con letra grande, de seguridad, de estabilidad y de paz".

Proclamó que "estamos agradecidos a Dios por todo lo que somos, por ser un pueblo cristiano, de cristianismo verdadero, de amor, porque el cristianismo no puede desvincularse del amor. El cristianismo no es terrorismo, el cristianismo es amor. Tener el corazón lleno de los mejores deseos y celebrar las buenas nuevas, y celebrar las buenas obras y celebrar los avances precisamente de la fe y de las familias que viven y practican fe y valores".

"Aquí estamos empezando mañana el mes del Bicentenario de la primera independencia, con ese espíritu patriótico que nos dice aquí están los defensores, aquí estamos, que con plomo y no con flores luchamos por libertar a nuestra patria dorada que traidores sin conciencia la han vendido por un real. Nuestra patria es la sultana, linda, centroamericana, de los lagos y el pinar, donde los nicaragüenses que sabemos y entendemos el honor, el honor de nuestra patria querida, estamos dando la vida contra el yanqui y el traidor.  Aquí están los guerrilleros, terror de filibusteros que nos quieren humillar, aquí están los indios fieros Nicaragua que te van a liberar, porque ha sido tu destino que Augusto C. Sandino nos lleve por el camino donde vamos a triunfar", concluyó.