El Ministerio de Salud (Minsa), cumpliendo con el Plan de Desarrollo Humano y las orientaciones del buen Gobierno, realizó el IV Congreso Internacional de Desarrollo y Nutrición Infantil, evento que se llevó a cabo en el Instituto Tecnológico de la Salud, en Managua.

Samir Aguilar, director del Modelo de Salud, dio a conocer que en el congreso participaron médicos, enfermeras, nutricionistas, así como especialistas de todo el país, principalmente de las áreas de Pediatría y Neonatología.

El objetivo del congreso es que los servidores públicos den todo de sí, para que el pueblo siga recibiendo la restitución de derechos a una atención de salud con calidad y con calidez.

El congreso estuvo dirigido a la temática del desarrollo infantil y la nutrición.

congreso

Son dos temas muy importantes en los cuales la niñez de nuestro pueblo tiene el derecho de gozar cada día de mejores condiciones, y en su estado nutricional es muy importante el desarrollo y el crecimiento, la evolución continua, periódica que hacemos las unidades de salud en el marco del Programa Amor para los más Chiquitos y Chiquitas”, explicó.

Destacó que el Sistema de Salud acude a los hogares donde las familias reciben orientaciones, indicaciones de cómo criar a sus niños en amor y armonía.

Las expectativas del congreso es que el personal de salud fortalezca los conocimientos para tratar a los niños y niñas con una atención de calidad y con calidez.

Nutrición y estado emocional

Gladis Ramos Orozco, responsable del Componente Materno Infantil del Silais de Granada, destacó la relevancia del congreso porque amplía sus conocimientos para el manejo de la niñez nicaragüense.

También les permite desarrollar habilidades y destrezas para evaluar el estado nutricional del niño y la niña.

Pero también combinarlos con lo que son los cuidados para el desarrollo infantil, según las intervenciones basadas en evidencias, se necesita no solamente incorporar la nutrición del niño, sino también mejorar el estado emocional de los niños, estimular su desarrollo, se necesita también propiciar ambientes familiares más amorosos que permita el desarrollo integral de los niños”, comentó.

Mencionó que dentro del modelo de la Salud Familiar y Comunitaria necesitan articularse y crear alianzas con otras instituciones como el Ministerio de la Familia, Ministerio de Educación, que están trabajando también los aspectos nutricionales, así como los aspectos de la estimulación de la niñez dentro del Programa Amor para los más Chiquitos y Chiquitas.

Desde el Mined, con la merienda escolar se ha fortalecido el trabajo, la retención escolar; los niños se concentran más en clase y tienen un mejor rendimiento académico porque el niño y la niña reciben su merienda en las primeras horas de clase.

También tienen mayor participación en las actividades deportivas y culturales.

La merienda escolar ha contribuido al desarrollo físico motor, psicológico de los niños y niñas, a tener una mejor nutrición y un desarrollo intelectual más apropiado acorde a las edades de los estudiantes.