Hortalizas, frutales, aromáticas y ornamentales son algunas de las plantas que se entregaron en cinco viviendas en zonas rurales y urbanas del Distrito I de Managua en lo que se ha denominado el establecimiento de Patios Saludables Modelos, un nuevo programa que está impulsando el Ministerio de Economía Familiar en conjunto con la Juventud Sandinista, los Gabinetes de la Familia y Comunidad en aras de garantizar la alimentación en las familias protagonistas.

Carlos Adolfo Marín, coordinador de Patio Saludable en Managua, explicó que están trabajando los patios modelo con el fin de que las familias sean promotoras de la agricultura familiar dentro de sus barrios y comunidades, para que muchas más familias se sumen a esta iniciativa y aprendan a reutilizar algunos desechos para el cultivo de hortalizas y frutas.

Las Viudas Norte, Jocote Dulce, Los Ladinos, barrio Progreso y Sergio Tercero, son las cuatro localidades de Managua donde se están estableciendo los primeros Patios Modelos, mostrándoles como deben reutilizar objetos como llantas, botellas, cajones de computadoras, entre toros para que les sirvan para la agricultura urbana y periurbana y de esa manera garantizar contar con los alimentos necesarios para la familia cultivados en sus propias viviendas.

“Es bueno para el beneficio de todos los pobres como nosotros que nos traigan plantas de chiltoma, cebolla, calala, todo eso es de utilidad para la comidita y es bueno que lo anden promoviendo para que otras familias también sean beneficiadas y a nosotros nos alegra ser los primeros en tener un Patio Modelo, porque así cuidaremos de las plantas para tener fija la comidita”, dijo doña Rosario Pérez Guerrero.

Pérez Guerrero aseguró que trabajarán en función de llevar esta iniciativa a sus vecinos en la comarca Las Viudas Norte, para que esas familias también puedan participar del cultivo y cosecha de sus propios alimentos.

Alejandro Betanco, de la Juventud Sandinista del Distrito I, afirmó que con la instalación de los patios modelos los jóvenes se están sumando a esa labor emprendida por el Gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario Murillo en la restitución de los derechos de la población nicaragüense a una buena alimentación, proveyendo de los elementos para que las mismas familias tengan garantizados desde sus hogares el complemento alimenticio en lo que respecta a hortalizas y frutas.