Analistas, periodistas, Embajadores nicaragüenses acreditados en el extranjero y amigos de Nicaragua, se reunieron virtualmente, para reflexionar sobre el tema “¡Soberanía en mi tierra, heroísmo siempre! ¡A más agresiones, que ahora llaman sanciones, más unidad, más cohesión, más fuerza de corazón y razón!"

Fátima Fallo, presidenta del Movimiento Paraguayo de Solidaridad con Nicaragua, expresó a través de un documento aprobado en la plenaria del Consejo de Realizaciones Sociales y Populares de Paraguay, su apoyo a la lucha de Nicaragua, condenando todo tipo de agresiones.

Nicaragua, el pueblo, el gobierno son hoy objeto de un brutal ataque del imperialismo norteamericano y la derecha. En la guerra sucia contra Nicaragua, el compañero Daniel Ortega ha centralizado todos los ataques y siendo calificado de dictador según el libreto norteamericano. El agresor es el régimen imperialista norteamericano cuya democracia es más que dudosa. Ese régimen sigue cometiendo crímenes a gran escala y esta agresión contra Nicaragua es parte esencial contra la democracia y los derechos humanos de los pueblos”, subrayó.

El norteamericano, Benjamín Norton, periodista alternativo y analista de la política internacional, agregó a las palabras de Fátima Fallo que las llamadas sanciones que se ejecutan en países como Nicaragua no son legales según la ley internacional.

Las sanciones tienen que ser aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU. Estas agresiones económicas de Estados Unidos son unilaterales, ilegales y constituyen una forma de agresión, es un crimen internacional”, puntualizó.

Ya tiene (Estados Unidos) sanciones contra Nicaragua, un bloqueo contra Cuba, Venezuela, Irán, China-Popular, Rusia, Zimbabue, Líbano y Siria. Estamos hablando de una agresión sin paralelo en el mundo. Nicaragua tiene un gobierno que fue elegido por el pueblo y hemos visto que una guerra mediática, cibernética, una guerra de carácter no convencional con el intento de golpe del 2018”, recapituló.

Asimismo, Sebastian Funes, hondureño, activista radicado en los Ángeles y productor del documental “Contra el Imperio”, también argumentó que “El imperialismo es un sistema de explotación. Estamos luchando contra este sistema que permite a un puñado de hombres en la tierra gobernar a la humanidad”.

El pueblo de Nicaragua ha estado luchando contra todas las formas del imperialismo desde el siglo XIX. Hoy en día, sabemos que el imperialismo ha cambiado de forma y toma la forma de conquistar las mentes de la juventud con redes sociales, con propaganda para promover violencia y golpes de estado”, dijo Funes.

Planes de Estados Unidos son ambiciosos y criminales

La diputada del congreso español y miembro de Izquierda Unida, Roser Maestro Moliner, reconoce que los planes de Estados Unidos son “ambiciosos y criminales”.

Desde que el Sandinismo logró recuperar el poder hemos visto cómo ha sido objeto de calumnias, falsedades, acusaciones sin sentido y todo con el objeto de tratar de invisibilizar cada uno de los logros, la soberanía, la democracia, la dignidad y la cultura”, acotó.

En el mismo orden, Gustavo Villapol, presidente del periódico 4F y diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, comparó la lucha que han librado desde el país suramericano.

“La gente se pregunta cómo ha sobrevivido la gente de Venezuela en los últimos siete años de bloqueo, de sanciones, persecuciones. En Venezuela por culpa del bloqueo y las sanciones unos cuarenta mil pacientes con enfermedades terminales han fallecido, nos robaron descaradamente más de noventa mil estaciones de servicios para el combustible en Estados Unidos, de la misma manera, desde los bancos de Inglaterra nos robaron el oro de Venezuela y no permiten negociar”.

“El pueblo venezolano a partir de la llegada del presidente Chávez se construyó un mecanismo de participación y esa participación profunda es la que nos ha hecho sostener y resistir los embates más duros que ha tenido el imperialismo”, sentenció.

Una situación particular en América

También, José Jiménez, politólogo mexicano, hizo referencia a los tiempos que se viven en el siglo XXI, con una situación particular en América.

“Tenemos que precisar y hacer el llamado al sentido de la soberanía. Quiero caracterizar esta etapa como la época de inestabilidad y provocar que los pueblos tengan una situación difícil hacia lo interno. Levantamos la bandera de la soberanía y lo hacemos con los recursos legales e internacionales para que se respete la soberanía de los pueblos”.

Por su parte, Héctor Díaz, activista de la cuarta Transformación y comunicador de México, enfatizó lacónicamente que “Nicaragua no se vende, no se rinde y no está sola. Estamos con ella todos los que creemos en la soberanía y la libertad de los pueblos de Nuestra América”.

El argentino, Andrés Bercum, de la secretaría de Relaciones Internacionales de la corriente peronista Descamisados y miembro de la plataforma de solidaridad con Nicaragua, externó que a través de estos medios cuentan la verdad de lo que viven los países acosados por el imperialismo.

Ese imperialismo está tratando de arrastrarnos al peor de los destinos. Debemos dar el mejor esfuerzo y Nicaragua ha demostrado a pesar del intento de golpe que viven con más paz y más tranquilidad”.

Finalmente, Ramón Jaramillo, defensor de derechos humanos en Colombia, indicó que “Desde Colombia nuestra corporación de solidaridad con Cuba y con los pueblos del mundo que levantan la voz contra la actitud asumida por el imperio norteamericano que, bajo agresiones disfrazadas de sanciones a una cantidad de pueblos dignos, nosotros hacemos el llamado a todo el mundo a confrontar desde nuestras regiones al imperio y decirles basta ya”, culminó.