El Ejército de Nicaragua y la empresa Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (Tumarín) han firmado un convenio de cooperación, el cual garantiza la seguridad de este proyecto que pretende cubrir el 27% de las necesidades energéticas del país con fuentes renovables.

El acuerdo fue firmado por el Jefe del Ejército, general Julio César Avilés, y el gerente general de esta empresa Roberto Abreu.

Este proyecto generará 253 megavatios de energía.

“Hemos dicho que esta institución es una institución al servicio de la nación, que somos el pueblo mismo uniformado trabajando en su propio beneficio”, indicó Avilés.

“Haremos todo lo que esté a nuestro alcance en el marco de lo que nos permiten las leyes de nuestro país para contribuir a este gran proyecto conocido por todos como Tumarín”, subrayó.

Avilés recordó que no es casual la creación del Batallón Ecológico, el cual está orientado a la preservación de las grandes reservas forestales de Nicaragua y por lo tanto a la protección de las fuentes de agua tan necesarias para el desarrollo de proyectos como este.

Por su parte el gerente general de CHN, destacó la relación con el Ejército de Nicaragua.

Abreu confirmó que la obra en sí dará inicio en noviembre próximo, ya que actualmente están trabajando en lo que es la construcción de la carretera.

“Las personas que van a trabajar en el proyecto Tumarín son prioritariamente de la zona del proyecto. Eso indica que es preferentemente de la RAAS”, expresó.

Dijo que hasta la fecha se ha capacitado a más de 1 mil 100 personas en técnicas de construcción, carpintería, albañilería y preparación de alimentos.

Expresó que la obra será de gran importancia ya que vendrá a mejorar las condiciones de los pobladores de la zona, los cuales viven actualmente en una situación de pobreza extrema.