Nicaragua respetará y mantendrá la zona de Seaflower como un Área de Reserva de Biósfera, posición que fue planteada desde el mismo momento en que fue dictada la sentencia de la Corte Internacional de Justicia sobre los territorios en disputa con Colombia en el Mar Caribe.

Lo anterior lo expresó el ministro del Exterior de Nicaragua, Samuel Santos, en una carta comunicado dirigida su homóloga colombiana, María Ángela Holguín, en la cual recordó que Colombia ofertó y otorgó concesiones de exploración y explotación de hidrocarburos en espacios marítimos que pertenecen a Nicaragua y que forman parte de la Reserva de Biósfera ‘Seaflower’.

Además, señaló Santos, que cuando se fijó la extensión territorial del territorio de la mencionada reserva, antes de la sentencia de la Corte, Colombia lo hizo unilateralmente sin tomar en cuenta a Nicaragua, e impidiendo con la flota colombiana que los barcos científicos nicaragüenses penetraran en esa zona para participar en la delimitación.

Asimismo, Santos reiteró la voluntad que tiene el Gobierno de Nicaragua para participar en una reunión con Colombia y abordar el tema de la preservación de la Reserva ‘Seaflower’, misma que se extiende por espacios marítimos nicaragüenses y colombianos.

A continuación, el comunicado íntegro de Cancillería: