Por séptima ocasión la embajada de Cuba en Nicaragua y el puerto turístico de “Salvador Allende” llevaron a cabo este domingo una feria gastronómica.

El evento se realizó para recordar los legados que dejaron para sus respectivos pueblos y las naciones los comandantes Fidel Castro Ruz, fallecido el 25 de noviembre del año 2016 y el Comandante de la Revolución Tomás Borge Martínez, quien pasó a la inmortalidad el 30 de abril del año 2012.

Borge fue uno de los fundadores del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Al triunfo de la revolución sandinista pasó a fundar el Ministerio del Interior y la Policía Sandinista (hoy Policía Nacional), fue diputado ante la Asamblea Nacional y posteriormente hasta la fecha de su deceso fue embajador de Nicaragua en Perú.

Repudio al Bloqueo

También la feria fue otra manifestación de los capitalinos y comunidad cubana en rechazo al criminal bloqueo que el gobierno de los EE.UU. mantiene contra Cuba.

Esa solidaridad con el pueblo y gobierno de Cuba también estuvo reforzada en la feria gastronómica, por los embajadores en Nicaragua de Palestina, Bolivia y Venezuela.

En la feria cubana no faltó uno de los platillos más tradicionales de esa nación como es el lechón, así como los tragos de la nación antillana como el Daiquirí y el Mojito .

Otros protagonistas cubanos ofertaron platillos, como Yuca con mojo, arroz congri, tostones, picadillo a la criolla, carne con papas, ajiaco, entre otros.

Ricardo Rodríguez Perdono, propietario del Bar la Bodeguita (recordando el restaurante la Bodeguita del Medio que existe en la Habana Vieja en Cuba) y dijo: “La última semana de cada mes llevamos a cabo una feria condenando el cruel bloqueo a Cuba y generalmente las hacemos en el puerto Salvador Allende”.

Este restaurante ofreció lechón asado a la bodeguita, congrí, mojito cubano, ensalada mixta a precios módicos y solidarios para ferias y accesible.

Precisó que la gastronomía cubana es muy apetencida por las familias nicaragüenses y anunció que están preparándose para participar con el INTUR en un evento internacional de gastronomía que se llevará a cabo en el centro de convenciones Olof Palme.

Con respecto al legado que dejaron para los pueblos del mundo los comandantes Fidel Castro Ruz y Tomás Borge Martínez, Rodríguez Perdomo dijo: “Nosotros somos continuadores de esos legados y afortunadamente ambos nacieron un 13 de agosto…”.

Embajador de Cuba

El embajador cubano en Nicaragua Juan Carlos Hernández Padrón dijo que esta feria “es una demostración del amor de Nicaragua hacia Cuba y viceversa y que las venimos realizando desde marzo pasado los últimos domingos de cada mes”.

Es una manera más de la comunidad cubana y nicaragüense en rechazar esa política genocida que desde hace más de 60 años que se viene aplicando contra la isla y en estos momentos es una política sumamente agresiva porque trata de rendir por hambre a todo un pueblo.

Otros protagonistas

También en la feria participaron otros protagonistas nicaragüenses que ofertaron diversos productos como gorras y camisetas con afiches e imágenes de los principales líderes de ambas revoluciones en América Latina las que llevan Cuba 62 años y Nicaragua 42 años.

En la feria cubana participaron protagonistas del Ministerio de la Economía Familiar (MEFCCA) invitados al evento cubano en la que ofertaron diversos productos a precios favorables.

Luis Acosta es un protagonista, del negocio Caprichito de Balcar, que ofertó el jugo de caña. Los prepara con hierba buena, limón, jengibre, que se combina con ron y vodka y “la idea es traer algo nuevo, algo más nutritivo que una gaseosa que es perjudicial para la salud” debido a los químicos que contiene ese tipo de refrescos carbonatados.

Espectáculo musical

A las 5 de la tarde en el mismo local del puerto turístico capitalino la Empresa Portuaria Nacional y la embajada cubana ofrecieron a las familias que llegaron a la feria todo un espectáculo musical, y se escucharon rumbas y son cubano interpretados por cantantes nicaragüenses.

Los cantantes que les brindaron espacimiento y diversión a los visitantes fueron José Luis y Adilia Gutiérrez. También actuó el ballet folclórico Tlacaltepelh que le dio realce a la actividad organizada por la embajada cubana y el Puerto Salvador Allende.