Los miembros de la Cámara de la Construcción, en conjunto con los sindicatos del sector, anunciaron el acuerdo para un nuevo salario mínimo, que representará un incremento del 10 por ciento para los oficiales, en este caso los carpinteros, albañiles y armadores, quienes a partir de este momento devengarán un salario de 32.77 córdobas por hora.

Además, se acordó un ajuste del 5 por ciento a las actividades del sector construcción, sobre la lista de precios de la mano de obra al destajo (por producción). Este acuerdo beneficiará a más de 166 mil trabajadores de la construcción.

Este acuerdo tendrá una vigencia de 12 meses a partir del lunes cinco de agosto, indicó Benjamín Lanzas, Presidente de la Cámara de la Construcción y los sindicalistas Luis Barbosa de la Central Sandinista de Trabajadores José Benito Escobar y Nilo Salazar de la Federación de la Industria de Trabajadores de la Construcción y la Madera de Nicaragua.

Con el precio de 32.77 por hora trabajada, los obreros de la construcción tendrán un salario diario de 262.16 córdobas, es decir podrá ganar semanalmente unos mil 835 córdobas y catorcenal un total de 3 mil 670 en básico.

El dirigente sindical indicó como un logro importante para el sector construcción este aumento, pero demandó a los empleadores (empresas constructoras) que afilien al Sistema de Seguridad Social a los obreros, pues solamente un poco más de 22 mil gozan de este beneficio de ley, lo que representa el 12 por ciento.

Capacitación técnica de cara a Gran Canal

Lanzas indicó que estarán reuniéndose cada quince días para ir incrementando el número de obreros afiliados al INSS.

“Vamos hacer un gran esfuerzo para motivar e incentivar a las compañías informales a que se vayan formalizando”. Otro acuerdo está referido a la capacitación técnica y profesional de los trabajadores, esto de cara a eventuales megaproyectos que están en la agenda económica, como el Gran Canal Interoceánico.

“Tenemos un poco de deficiencia en la mano de obra, sobre todo en la mano de obra calificada, entonces vamos hacer un esfuerzo en conjunto con los sindicatos para que a través del INATEC, universidades para la capacitación técnica y vocacional de nuestros obreros”, dijo Lanzas.

El acuerdo entre empleadores y trabajadores será presentado a las autoridades del Ministerio de Trabajo, de cara a oficializarlo ante las instancias legales.

Barbosa indicó que en Costa Rica se está legalizando la mano de obra nicaragüense, esto de cara a evitar que los obreros regresen al país, una vez que empiece las obras de construcción del Gran Canal Interoceánico.

Aseguró que en Costa Rica los obreros de la construcción viven en condiciones infrahumanas, razón por la que decenas están esperando el inicio del proyecto del canal, para regresarse y ponerse a trabajar.

Crecimiento del 20 por ciento en el 2013

Por otra parte, La Cámara de Comercio estima un crecimiento del 20 por ciento del sector al finalizar el año.

“Seguimos positivos y el año 2013 va a cerrar con un crecimiento de aproximadamente un 20 por ciento. Ojala que la tendencia que tenemos ahorita a la baja se revierta y que la podamos revertir lo más pronto posible para que sigamos con un crecimiento positivo”, dijo Lanzas.