La despedida en la última morada de Eduardo “El Ratón” Mojica este sábado en el cementerio general fue un acto conmovedor pero lleno de esperanza.

Conocido de cariño como el campeón sin corona, aun cuando fue el primer nicaragüense en derrotar a un astro del pugilismo mundial, su despedida no pudo ser de otra forma, marcada por el sentimiento de satisfacción, al margen de las lágrimas derramadas frente a su féretro.

Así lo expresaron sus familiares, su hijo Adonis y su esposa Liliam Antón, momentos antes de dar la despedida a sus restos físicos.

Adonis, comentó que será muy difícil tener en Nicaragua un nuevo Ratón “pero quedan los legados que van a hacer su papel, como dijeron los muchachos; me falta bastante dice uno de los gemelos (Alvarado), pero voy a intentarlo, llegar hasta ahí y que alegre que fue un hombre multinacional tanto para mí como para otros boxeadores y otros que vendrán”, dijo, momentos.

Al mismo tiempo expresó su agradecimiento a las autoridades de Gobierno por todo el apoyo recibido: “Desde la alta jerarquía, el Presidente (Daniel Ortega) que apoyó hasta todos los rangos y los funcionarios”.

Doña Lilian manifestó a su vez que su deseo es que sea recordado tal como fue, un hombre jovial y alegre. “Y que le gustaba a él enseñarle tanto a la juventud, así quiero que lo recuerden. Y los homenajes han sido muy bonitos, muy querido por todos”, aseguró.

Durante el día, un merecido homenaje acompañado de las nuevas generaciones de boxeadores fue celebrado en el Estadio Nacional de Béisbol.

 

raton

 

raton

 

raton

 

raton

 

raton

 

raton

 

raton