La degradación de la tierra está afectando a las tierras agrícolas de todo el mundo, afectando a casi el 40% de la población mundial. Revertir ese proceso y restaurar estas tierras de cultivo y pastos para que alcancen la máxima productividad es un gran desafío al que se enfrenta la humanidad, especialmente a medida que la sequía inducida por el cambio climático se apodera más de las tierras áridas y semiáridas.

En México, un pequeño agricultor con educación universitaria ideó una solución innovadora no probada que no solo restaura la productividad de la tierra degradada, sino que también mejora en gran medida el almacenamiento de carbono del suelo, proporciona un nuevo cultivo valioso e incluso ofrece una dieta esperanzadora para diabéticos.

El proceso utiliza dos plantas que se encuentran comúnmente en tierras semiáridas que crecen bien en condiciones de sequía: agave y mezquite. Los dos se intercalan y luego el agave se fermenta y se mezcla con el mezquite para producir un forraje excelente, económico y muy comercializable para los animales de pastoreo.

La nueva técnica está teniendo éxito en México y podría aplicarse a las tierras degradadas del mundo. Es, dice un experto, "uno de los esquemas de regeneración de suelos más grandes de la Tierra... implementado en tierras degradadas, básicamente sobrepastoreo e inadecuado para cultivos, sin necesidad de irrigación o insumos químicos".

 

Consulte aquí el artículo completo: México diseña método revolucionario para revertir la degradación de tierras semiáridas en inglés y español